Mercados en el tercer trimestre: del cuento de hadas a la historia de terror

Mercados en el tercer trimestre: del cuento de hadas a la historia de terror
Mercados en el tercer trimestre: del cuento de hadas a la historia de terror   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022   -  
Por Reuters

<div> <p>Por Marc Jones</p> <p><span class="caps">LONDRES</span>, 30 sep – Si los inversores de los mercados mundiales pensaban que el 2022 no podía ser más doloroso o imprevisible, los últimos meses han demostrado que estaban equivocados.</p> <p>Otros 9 billones de dólares se han esfumado de las acciones mundiales, el petróleo ha caído más de un 20%, los bonos han sufrido pérdidas históricas, la guerra sigue, y las cosas se han puesto tan feas en Reino Unido y Japón en las últimas semanas que las autoridades han tenido que intervenir.</p> <p>Los bancos centrales, temerosos de la inflación, se apresuran a subir las tasas de interés, con casi 300 alzas solo en el último año.</p> <p>Parece que los buenos tiempos, en los que los mercados subían a medida que las economías avanzaban a la temperatura adecuada, han terminado definitivamente.</p> <p>Los analistas de BofA lo comparan con el “síndrome de abstinencia” de un adicto, al que culpan de haber provocado el tercer “gran mercado bajista de bonos”.</p> <p>Calculan que las pérdidas de más del 20% sufridas por los inversores en deuda pública durante el último año están ahora a la par con años posteriores a la Primera y Segunda Guerra Mundial, 1920 y 1949, y con la caída de 1931, durante la Gran Depresión.</p> <p>El desplome combinado de los mercados mundiales de acciones y bonos redujo la capitalización del mercado mundial en más de 46 billones de dólares.</p> <p>“El 2022 en resumen: el golpe de la inflación provocó un golpe de tasas que ahora amenaza con un golpe de recesión y una crisis de crédito”, dijeron analistas de BofA, explicando que la paz, la globalización y el dinero barato estaban siendo reemplazados por una “era inflacionaria de guerra, nacionalismo, pánico fiscal, endurecimiento cuantitativo, tasas altas e impuestos altos”.</p> <p>Este trimestre hubo un momento de optimismo, cuando el índice <span class="caps">MSCI</span> de 47 países subió un 10% entre julio y mediados de agosto, pero el mazazo de las alzas de tasas de la Reserva Federal no tardó en volver lastimar. El índice se ha desplomado un 15% desde entonces, con lo que ha perdido en el año un 25% o 18 billones de dólares.</p> <p>Las crecientes expectativas de recesión, junto con los planes de Occidente de dejar de comprar petróleo ruso, han hecho que los precios del Brent caigan en picado un 20% después de su carrera alcista de comienzos de año. Aunque la inminente crisis energética de Europa ha hecho que los precios del gas natural hayan subido un 18% desde julio.</p> <p>Por su parte, el mercado bajista de Wall Street lleva ya 268 días, con un descenso desde máximo a mínimo del 24%. Sin embargo, sigue siendo relativamente corto y poco profundo en comparación con caídas del pasado.</p> <p>Desde 1950, el mercado bajista promedio de Estados Unidos duró 391 días con una caída promedio de máximo a mínimo de algo más del 35%, según Yardeni Research, y los bancos, desde BofA a Goldman, están advirtiendo que el tradicional “rally de Santa Claus” podría cancelarse.</p> <p>“La complacencia respecto de los bancos centrales ha desaparecido, fue, desapareció. Pero la complacencia con respecto a la situación macroeconómica, la situación geopolítica, no lo ha hecho”, dijo Olivier Marciot, jefe de inversiones para activos múltiples y gestión de patrimonios en Unigestion.</p> <p>“Se puede mirar por todas partes, no hay ningún atisbo de esperanza en este momento”.</p> <p>EL <span class="caps">REY</span> DÓLAR</p> <p>El único lugar donde realmente se ha estado a resguardo este trimestre y en el año ha sido el dólar.</p> <p>Ha subido otro 7%, con lo que ha ganado un 17% en el año frente a las principales divisas mundiales. Frente al yen japonés y la libra esterlina avanzó aún más, un 20% y un 18%, respectivamente, lo que pone a estas monedas camino de sus mayores caídas anuales desde 1979 y 2008.</p> <p>La valoración global del mercado de criptomonedas se ha desplomado a 940.000 millones de dólares, desde 2,2 billones de dólares en un momento de 2022. Sin embargo, el bitcóin no sumó mucho a su caída del 60% interanual durante el tercer trimestre, y el ether se ha visto impulsado por una actualización de software ecológica.</p> <p>Sorprendentemente, ninguna de las divisas emergentes más importantes ha subido este trimestre. El yuan chino se ha desplomado un 7%, a su nivel más bajo desde la crisis financiera mundial, y varias monedas de Europa del Este han caído otro 10% mientras la guerra de Ucrania persiste.</p> <p>La propia Ucrania se ha unido a Sri Lanka en un impago, y tanto en los mercados de divisas como en los de bonos cunde la preocupación de que Ghana o Pakistán sean los siguientes.</p> <p>En lo que va de año, 70.000 millones de dólares han huido de los fondos de bonos en moneda fuerte de los mercados emergentes, según estimaciones de <span class="caps">JPM</span>organ, y el índice de acciones de mercados emergentes de <span class="caps">MSCI</span> cierra su quinto trimestre consecutivo de pérdidas y el mercado bajista más largo de su historia, según Morgan Stanley.</p> <p>El escaso crecimiento, las consecuencias de una prolongada caída inmobiliaria y una estricta política de <span class="caps">COVID</span> significaron que los índices chinos y de Hong Kong hayan perdido más del 15% y el 20% en el tercer trimestre, en lo que constituye su peor trimestre en siete y 11 años, respectivamente.</p> <p>Sorpresivamente, el índice bursátil turco ha escalado un 70% en el año, tras un nuevo repunte trimestral del 30%, pero la lira ha perdido un 10% en tres meses y casi un 30% en el año, por lo que se teme que todo se desmorone.</p> <p>“El desencadenante, la razón y la causa de todo esto han sido las tasas de interés y la inflación, que se ha disparado”, dijo Wim-Hein Pals, director de renta variable de mercados emergentes de Robeco, sobre la caída masiva de los mercados este año. “El dinero ya no es gratis”.</p> <p/> </div>