¿Qué es el estreptococo A? Los síntomas que hay que vigilar en los niños del brote de escarlatina

Access to the comments Comentarios
Por Natalie Huet  & Marta Rodríguez Martínez
Esta imagen muestra una imagen de microscopio electrónico del estreptococo del grupo A (naranja) durante la interacción fagocítica con un neutrófilo humano (azul).
Esta imagen muestra una imagen de microscopio electrónico del estreptococo del grupo A (naranja) durante la interacción fagocítica con un neutrófilo humano (azul).   -   Derechos de autor  Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas vía AP

Las autoridades sanitarias británicas han enviado una alerta sanitaria a los pediatras europeos para que esten particularmente atentos a los síntomas de escarlatina en sus hijos, en medio de un aumento de los casos de infección grave e incluso mortal por la bacteria estreptococo A.

Según la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA, por sus siglas en inglés), los casos de escarlatina son más de cuatro veces superiores a los registrados normalmente en esta época del año, con 851 casos en una semana frente a una media de 186 en años anteriores.

La Sociedad Española de Infectología Pediátrica está analizando los casos registrados en el país en las últimas semanas y también señala un aumento insual de casos graves.  Por el momento, la Comunidad de Madrid ha notificado la muerte de dos menores de 10 años y se está investigando si otros fallecimientos se pueden vincular a la bacteria.

"En algunos niños podría ser una sobreinfección de una infección respiratoria viral, como VRS o gripe", dice en un comunicado.

Las autoridades sanitarias británicas han confirmado la muerte de 60 personas, de los cuáles 15 niños menores de 10 años, desde el pasado mes de septiembre tras contraer una infección por estreptococo.

"Este año estamos observando un número de casos de estreptococo del grupo A mayor de lo habitual. La bacteria suele causar una infección leve que produce dolor de garganta o escarlatina y que puede tratarse fácilmente con antibióticos", señaló en un comunicado Colin Brown, subdirector de la UKHSA.

"Asegúrese de hablar con un profesional sanitario si su hijo muestra signos de deterioro tras un episodio de escarlatina, dolor de garganta o infección respiratoria".

¿Qué es el estreptococo A?

Los estreptococos del grupo A son las bacterias responsables de las infecciones por estreptococo A. Causan enfermedades que van desde el dolor de garganta hasta el impétigo (una infección en la piel), la escarlatina y la neumonía. 

Pero a veces las bacterias pueden llegar al torrente sanguíneo y causar una enfermedad grave denominada estreptococo invasivo del grupo A (iGAS).

Aunque siguen siendo poco frecuentes, los casos de estreptococos invasivos del grupo A están aumentando este año, sobre todo en niños menores de 10 años, según la UKHSA.

La agencia británica también está investigando un aumento de las infecciones por estreptococos del grupo A de las vías respiratorias inferiores en niños que han causado enfermedades graves.

La agencia afirma que no hay pruebas de que esté circulando una nueva cepa, y que el repunte está "muy probablemente relacionado con las altas cantidades de bacterias en circulación y la mezcla social".

Las personas pueden infectarse por la bacteria estreptococo A a través del contacto íntimo, la tos y los estornudos.

¿Qué síntomas del estreptococo A deben tener en cuenta los padres?

En muchas personas, el estreptococo A causa una infección asintomática, pero otras presentan dolor de garganta, escarlatina o, en casos muy raros, la enfermedad invasiva grave por estreptococos del grupo A.

Consulte a un profesional sanitario si su hijo presenta signos de deterioro tras un episodio de escarlatina, dolor de garganta o infección respiratoria.
Colin Brown
Director Adjunto, UKHSA

Aunque en el siglo XIX era una de las principales causas de muerte, hoy en día la escarlatina suele ser una enfermedad leve, pero sigue siendo muy contagiosa.

El tratamiento precoz de la escarlatina con antibióticos no sólo ayuda a limitar la transmisión de la enfermedad, sino que también reduce el riesgo de complicaciones como la neumonía o la propagación de la infección al torrente sanguíneo.

Según la UKHSA, los padres deben estar atentos a los síntomas de la escarlatina en sus hijos. Entre ellos se incluyen:

  • Dolor de garganta
  • Inflamación de los ganglios del cuello
  • Fiebre alta
  • Una capa blanca en la lengua, o una lengua roja y llena de bultos, en forma de fresa
  • Erupción cutánea fina, rosácea o rojiza, con aspecto de papel de lija (en pieles más oscuras, la erupción puede ser más difícil de detectar, pero tendrá aspecto de papel de lija).

Si a su hijo se le diagnostica escarlatina, se aconseja a los padres que lo mantengan en casa hasta al menos 24 horas después de empezar con los antibióticos, para evitar contagiar la infección a otras personas.

Los padres también deben confiar en su criterio y consultar al médico si su hijo empeora, ha perdido el apetito o muestra signos de deshidratación.

Los padres deben llamar a los servicios de urgencias o acudir a urgencias si:

  • Su hijo tiene problemas para respirar, emite gruñidos o presenta el estómago hundido por debajo de las costillas
  • Hay pausas cuando el niño respira
  • La piel, la lengua o los labios del niño están azules.
  • El niño está decaído y no se despierta ni permanece despierto.

La infección por estreptococo A puede tratarse fácilmente con antibióticos, por lo que es importante detectar los síntomas y acudir al médico. Un frotis puede confirmar la infección.