China aumenta cuotas de exportación de combustible en el primer tramo de 2023: consultoras

China aumenta cuotas de exportación de combustible en el primer tramo de 2023: consultoras
Por Reuters

Por Muyu Xu y Trixie Sher Li Yap

SINGAPUR, 3 ene – China ha aumentado las cuotas de exportación de productos petroleros refinados en la primera parte del año en casi la mitad respecto al 2022, informaron el martes consultoras con sede en el país, en un nuevo esfuerzo por estimular la producción de las refinerías.

El Gobierno ha liberado 18,99 millones de toneladas de cuotas para cubrir principalmente las exportaciones de gasolina, gasóleo y combustible para aviones, un 46% más que los 13 millones de toneladas asignados un año antes, según las consultoras JLC y Longzhong.

Del total, las estatales China Petrochemical Corp (Sinopec), China National Petroleum Corp, China National Offshore Oil Company y Sinochem Group, así como la empresa privada Zhejiang Petrochemical Corp, obtuvieron un total de 18,73 millones de toneladas de permisos, según las agencias.

El resto se asignó a una refinería filial del conglomerado estatal de defensa Norinco y a China National Aviation Fuel Company. El Ministerio de Comercio no respondió inmediatamente a una petición de comentarios.

Los mayores volúmenes de cuotas se produjeron después de una considerable emisión de 13,25 millones de toneladas en septiembre, cuando el Gobierno se apresuró a apuntalar su tambaleante economía animando a las refinerías a intensificar sus operaciones y a beneficiarse de los fuertes beneficios de la exportación.

Las mayores cuotas también reflejaron la debilidad del consumo nacional de combustible, ya que el aumento de las infecciones por COVID tras la supresión de las medidas de control del virus frenó los viajes y la actividad económica, según un comerciante.

En el marco de un objetivo a más largo plazo para detener las emisiones de carbono, las autoridades pretenden frenar el excesivo procesamiento en refinerías y, por tanto, las exportaciones de combustible, pero una drástica desaceleración económica en 2022 obligó al Gobierno a cambiar su política de comercio de combustible.