La actividad de la construcción británica registra su mayor caída desde mayo de 2020 -PMI

La actividad de la construcción británica registra su mayor caída desde mayo de 2020 -PMI
La actividad de la construcción británica registra su mayor caída desde mayo de 2020 -PMI   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

LONDRES, 6 ene – La actividad de la construcción en Reino Unido cayó el mes pasado a su ritmo más pronunciado desde mayo de 2020, al agotarse los nuevos pedidos ante la subida de los tipos de interés y las presiones más generales sobre los costes, mostró una encuesta el viernes.

El Índice de Gerentes de Compras (PMI) S&P Global/CIPS para el sector de la construcción cayó a 48,8 en diciembre desde 50,4 en noviembre, muy por debajo del pronóstico promedio de 49,6 en un sondeo de Reuters entre economistas y por debajo del nivel de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

“El sector británico de la construcción registró un final relativamente flojo en 2022, con la actividad cayendo en declive tras una secuencia de tres meses de crecimiento, en el marco de una contracción más rápida de los nuevos trabajos desde el periodo inicial de la pandemia en mayo de 2020”, dijo Lewis Cooper, economista de S&P.

El sector británico de la construcción había tenido un buen comportamiento a principios de 2022, con un aumento de la producción del 7,4% en el año hasta octubre, según datos oficiales.

Sin embargo, los tipos de interés del Banco de Inglaterra han subido con fuerza —en diciembre alcanzaron su nivel más alto en 14 años, el 3,5%— y los precios de la vivienda han empezado a bajar recientemente. El mes pasado, el principal banco hipotecario, Halifax, pronosticó una caída del 8% en el precio de la vivienda para 2023.

El PMI de la construcción mostró caídas tanto en la construcción de viviendas como en las obras de ingeniería civil. La primera cayó al ritmo más rápido desde mayo de 2020, mientras que la segunda lleva disminuyendo desde julio.

Los proyectos comerciales aumentaron ligeramente, pero el empleo global cayó por primera vez desde enero de 2021, cuando se produjeron restricciones generalizadas de confinamiento por el COVID-19.

El Banco de Inglaterra estima que Reino Unido ha entrado en lo que probablemente sea una recesión poco profunda, pero potencialmente prolongada, ya que la inflación creciente y los tipos de interés más altos necesarios para combatirla debilitan la demanda de los consumidores.

El índice PMI de la construcción, que mide la inflación de los costes de los insumos, cayó en diciembre a su nivel más bajo en dos años, pero sigue estando muy por encima de los niveles anteriores a la pandemia.

El PMI intersectorial del viernes —que incluye los datos de servicios y manufacturas publicados a principios de esta semana, así como la cifra de la construcción— subió hasta 49,0 en diciembre desde 48,4 en noviembre, pero ha estado por debajo de 50 desde agosto.