Las bolsas europeas suben con la reapertura de China, atentas a las subidas de tipos

Las bolsas europeas suben con la reapertura de China, atentas a las subidas de tipos
Las bolsas europeas suben con la reapertura de China, atentas a las subidas de tipos   -  Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

11 ene – Las bolsas europeas subían el miércoles, impulsadas por Bayer y LVMH, ya que el optimismo sobre la reapertura en China y las esperanzas de subidas menos agresivas de los tipos de interés en Estados Unidos favorecían el optimismo.

El índice paneuropeo STOXX 600 ganaba un 0,1% a las 0818 GMT.

Wall Street terminó al alza el martes y las bolsas europeas recortaron algunas pérdidas, gracias al apetito por el riesgo estimulado por las expectativas de un menor dato de inflación en Estados Unidos esta semana y el alivio después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, se abstuviera de hacer comentarios sobre la política monetaria estadounidense.

Las señales de desaceleración de la inflación salarial de la semana pasada habían impulsado las apuestas de un endurecimiento menos agresivo por parte de la Fed y el Banco Central Europeo.

El miércoles, los valores tecnológicos sensibles a los tipos subían un 0,8%.

Los valores energéticos avanzaban un 1,0%, mientras que los mineros ganaban un 1,7%, al subir los precios de las materias primas por el optimismo ante la reapertura de China, principal consumidor.

Entre los valores individuales, el segundo mayor grupo de supermercados británico, Sainsbury’s , caía un 2,7% después de que su consejero delegado, Simon Roberts, se mostrara cauteloso sobre la situación del consumo, aunque pronosticó un beneficio para todo el año en el extremo superior de su rango de previsión.

Bayer subía un 2,1% después de que Bloomberg informara de que el inversor activista Bluebell está presionando para que se disuelva la empresa farmacéutica alemana.

Deliveroo caía un 4,4% tras la rebaja de calificación de J.P.Morgan.

LVMH ganaba un 0,7% después de que su presidente y consejero delegado, Bernard Arnault, reforzara el control de su familia sobre el imperio de artículos de lujo, poniendo a su hija Delphine al frente de una de sus principales marcas, Christian Dior.