La mejora de la confianza revive las ventas de 'bonos basura' europeos

La mejora de la confianza revive las ventas de 'bonos basura' europeos
La mejora de la confianza revive las ventas de 'bonos basura' europeos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

Por Chiara Elisei

LONDRES, 20 ene – Las empresas europeas con calificación crediticia “basura” han recaudado 1.400 millones de dólares en ventas de bonos este mes, en un momento en que los inversores vuelven a apostar por la deuda de mayor riesgo tras la subida de los tipos de interés y la guerra de Rusia en Ucrania, que congeló los mercados el año pasado.

Según datos de Refinitiv, esas ventas en lo que va de enero se suman a las de diciembre, por valor de casi 2.200 millones de dólares, y a las de noviembre, por valor de 760 millones.

Aunque las ventas de bonos con calificación inferior al grado de inversión, considerados entre los activos de mayor riesgo a escala mundial, se mantienen muy por debajo de los niveles del mismo periodo del año pasado, los analistas consideran positivo el repunte de las emisiones.

“El mercado de alto rendimiento se está abriendo después del año pasado, cuando hubo un periodo de tiempo especialmente largo en el que estuvo prácticamente cerrado”, dijo Tatjana Greil Castro, codirectora de mercados públicos de Muzinich, una gestora de fondos centrada en el crédito.

El año pasado por estas fechas se vendieron en Europa unos 7.000 millones de dólares en bonos de alto rendimiento, como también se conoce a los “bonos basura”, según Refinitiv. Eso fue justo antes de que los mercados se cerraran en febrero, cuando Rusia invadió Ucrania.

La inflación, en máximos de décadas, y las agresivas subidas de tipos de los bancos centrales también pesaron en los mercados de deuda, con los inversores rehuyendo los activos de riesgo.

Ahora son más las empresas que se aventuran de nuevo en el mercado, señal de que están dispuestas a poner a prueba su apetito y a asegurarse nueva financiación antes de que los tipos de interés sigan subiendo.

Las empresas están emitiendo nueva deuda o pidiendo a los inversores que prorroguen el vencimiento de la deuda existente, ofreciendo a cambio un aumento de los intereses que pagan.

El jueves, la empresa de telecomunicaciones Telecom Italia empezó a colocar al menos 500 millones de dólares en bonos para refinanciar deuda a corto plazo, mientras que Altice France inició un proceso para prorrogar un total de algo más de 6.000 millones de dólares y unos 2.200 millones de euros (2.200 millones de dólares) en préstamos hasta agosto de 2028.

La semana pasada, Air France SA-KLM vendió un bono vinculado a la sostenibilidad por valor de 1.000 millones de euros, lo que supuso la primera gran operación de alto rendimiento en meses en el mercado de crédito europeo.

El coste de asegurar la exposición a la deuda por debajo del grado de inversión cayó esta semana a su nivel más bajo desde abril, una señal más de que la confianza sobre los activos de riesgo está mejorando.

Aunque la mayoría de las empresas han abordado la deuda “basura” que vence este año, hay algunas compañías que están bajo presión para refinanciarse lo antes posible. Los analistas afirman que estas empresas podrían tener dificultades para colocar nueva deuda y podrían necesitar el apoyo de los accionistas para atraer a los inversores.

La empresa italiana de dispositivos médicos LimaCorporate, por ejemplo, comenzó el martes a vender un bono de 295 millones de euros para refinanciar su actual bono de 275 millones de euros, que vence en agosto, según una nota consultada por Reuters. Su propietario, el fondo de capital riesgo EQT, está inyectando nuevo capital en la empresa para reforzarla y conseguir que los inversores se sientan más cómodos con la operación.

(1 dólar = 0,9240 euros)