CONTEXTO-¿Cuál es la situación de Alemania en el suministro de gas?

CONTEXTO-¿Cuál es la situación de Alemania en el suministro de gas?
CONTEXTO-¿Cuál es la situación de Alemania en el suministro de gas?   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

Por Vera Eckert y Christoph Steitz

FRÁNCFORT, 20 ene – Aunque es demasiado pronto para afirmar el fin del invierno en Alemania, el país más afectado por el fin de facto del suministro de gas ruso a Europa Occidental, las temperaturas inusualmente cálidas y los rebosantes depósitos de gas han proporcionado al menos un respiro a la primera economía europea.

A continuación, las respuestas a las preguntas más urgentes:

¿CÓMO HA RESPONDIDOALEMANIA A LA PÉRDIDA DE GASRUSO?

Tras la invasión rusa de Ucrania y el consiguiente descenso de los envíos de gas, Alemania puso en marcha una estrategia múltiple para contener la demanda y buscar alternativas. El suministro a través del gasoducto Nord Stream 1 se interrumpió a finales de agosto de 2022.

Alemania obtiene ahora más gas por gasoducto de los países vecinos de Europa y de Noruega, compra gas natural licuado (GNL) a través de las terminales europeas existentes y construye nuevas terminales en las costas alemanas, además de conseguir ahorros de gas.

Hasta ahora no ha habido emergencias de suministro ni racionamiento. La industria ha reducido la producción para evitar que los precios del gas se disparen.

Según las estadísticas más recientes, las reservas de gas están llenas en un 89%, suficiente para que Alemania llegue a finales de marzo incluso con una ola de frío prolongada, antes de que comience la temporada de almacenamiento de abril a septiembre.

Las pequeñas importaciones rusas a través de Ucrania continúan, pero corren el riesgo constante de verse reducidas.

¿CUÁNTO HA COSTADO?

Hasta finales de 2022, el banco estatal KfW, que actúa como estabilizador financiero del sector energético alemán, gastó 17.000 millones de euros (18.000 millones de dólares) en llenar los depósitos de gas, 4.000 millones en comprar GNL y 9.000 millones en comprar gas de fuentes no rusas.

¿DE DÓNDEVIENEAHORA EL GAS?

Noruega sustituyó a Rusia como principal proveedor de gas de Alemania en 2022, con un tercio de las importaciones. Bélgica y los Países Bajos también ayudaron a llenar el vacío del gas ruso.

En conjunto, las importaciones alemanas de gas natural se redujeron un 12% en 2022.

¿PUEDEN EL GNL Y LOSDEPÓSITOSLLENOSEVITARUNACRISIS?

Alemania ha avanzado rápidamente en la construcción de unidades flotantes de almacenamiento y regasificación de GNL (FSRU, por sus siglas en inglés) en cuatro emplazamientos. En total, hay seis instalaciones de este tipo en funcionamiento o en proyecto, cinco de ellas fletadas por Berlín.

El ministro de Economía alemán, Robert Habeck, declaró esta semana que ya se pueden recibir 14.000 millones de metros cúbicos (bcm) de GNL al año a través de las tres primeras, una cifra que se duplicará, lo que contribuirá en gran medida a reducir la dependencia de los aproximadamente 55 bcm que Rusia bombeaba a través del Nord Stream 1.

Las previsiones anteriores del Gobierno alemán y de analistas apuntaban a un posible déficit anual de 30.000 millones de metros cúbicos, lo que representaba un tercio del consumo anual.

Algunos sostienen que, de momento, se puede pasar por alto ese déficit, si se calculan más aumentos de los flujos intraeuropeos y más ahorros, y si se cumplen las hipótesis optimistas sobre el clima.

Así lo cree la asociación de operadores de almacenamiento INES.

Según su informe mensual de enero, será posible rellenar las instalaciones para la estación fría de 2023-24.

¿PODRÍA LA DEMANDACHINAAMENAZAR LA OFERTA?

Alemania puede ser optimista sobre la posibilidad de evitar la escasez de gas este invierno, según el regulador energético, pero debe seguir ahorrando gas, ser más eficiente energéticamente y llenar sus almacenamientos con la vista puesta en el invierno de 2023-24.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha señalado que la recuperación de la demanda china tras la crisis arroja incertidumbre sobre el mercado energético mundial, tras advertir el mes pasado que la Unión Europea podría sufrir escasez de gas si la economía china se recupera.

Habrá grandes rivalidades y posiblemente guerras de precios en torno a los cargamentos de GNL, mientras que las terminales terrestres fijas en las que Alemania planea confiar a largo plazo están aún a pocos años vista.

Además, los precios máximos del gas en la Unión Europea podrían contribuir a desviar los cargamentos de Europa.

¿QUÉIMPORTANCIATIENE EL CLIMA?

La actual temporada invernal es suave, pero las temperaturas no pueden predecirse con precisión con más de dos semanas de antelación, y mucho menos con 12 meses, lo que genera suficiente incertidumbre sobre la situación de las reservas de gas a finales de marzo.

Por regla general, Alemania agota sus reservas a un ritmo del 1% diario si las temperaturas descienden por debajo de cero grados.

(1 dólar = 0,9252 euros)