Autoridades del BCE, en desacuerdo sobre panorama de tasas después de febrero

Autoridades del BCE, en desacuerdo sobre panorama de tasas después de febrero
Por Reuters

FRANCFORT, 23 ene – Los responsables de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) expusieron el lunes puntos de vista divergentes sobre futuros aumentos de las tasas de interés, lo que sugiere que las alzas de medio punto porcentual de la próxima semana son un asunto polémico si se aplican después de febrero.

El BCE prometió en diciembre un ritmo constante de aumentos de 50 puntos básicos en varias reuniones para combatir la inflación, pero los mercados han dudado de su determinación y las estimaciones para marzo han estado oscilando entre aumentos de entre 25 y 50 puntos básicos.

Los gobernadores de los bancos centrales de Holanda y Eslovaquia dieron su apoyo explícito a alzas similares en marzo, pero sus pares italianos y griegos abogaron por una postura más cautelosa, en una ráfaga de comentarios pocos días antes de que comience el periodo de silencio entre las autoridades del BCE antes de la reunión del 2 de febrero.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, intentó poner fin al debate la semana pasada cuando dijo a los inversores que “revisen sus posiciones”, ya que su guía no ha cambiado y las estimaciones del mercado habían aumentado, pese a que aún persistían algunas dudas.

El jefe del banco central eslovaco, Peter Kazimir, un responsable monetario de línea dura, dijo que todavía se necesitan movimientos consecutivos de 50 puntos básicos y que el endurecimiento de la política monetaria podría frenarse para el verano boreal.

“Una caída de la inflación en dos meses consecutivos es una buena noticia. Pero no es una razón para desacelerar el ritmo de aumento de las tasas de interés”, dijo Kazimir en un comunicado emitido el lunes. “Estoy convencido de que necesitamos implementar dos aumentos más de 50 puntos básicos”.

Klaas Knot , su homólogo holandés, hizo una declaración igualmente explícita durante el fin de semana, mostrándose a favor de más aumentos de tasas después de marzo..

Se prevé que la inflación, ahora en torno al 9%, salte de nuevo en enero antes de una caída gradual en los próximos años que aún podría ver un crecimiento de los precios por encima del objetivo del BCE hasta 2025.

Economistas encuestados por Reuters esperan que el BCE aumente la tasa de interés en 50 puntos básicos en cada una de sus próximas dos reuniones.

Pero las autoridades que favorecen posturas más laxas, que en gran medida se habían tranquilizado en los últimos meses cuando la inflación se disparó a dos dígitos el otoño pasado, también se mostraron en desacuerdo el lunes.

El gobernador del banco central griego, Yannis Stournaras, dijo que la incertidumbre sobre las perspectivas de inflación es simplemente demasiado grande dada la volatilidad del mercado, la guerra en Ucrania y una posible recesión, por lo que el BCE se beneficiaría de un enfoque más cauteloso.

“En mi opinión, el ajuste de las tasas de interés debe ser más gradual, teniendo en cuenta la desaceleración del crecimiento de la economía de la zona euro”, dijo Stournaras al diario griego Kathimerini.

Ignazio Visco, jefe del banco central de Italia, estuvo de acuerdo en que se necesitan más aumentos de tasas, pero también dijo que debe hacerse gradualmente, teniendo en cuenta que las expectativas de inflación a largo plazo siguen ancladas cerca del objetivo del 2% del BCE y no hay señales de una espiral al alza de precios y salarios.

“No estoy convencido de que hoy sea mejor arriesgarse a apretar demasiado que muy poco”, dijo Visco en un discurso.