El Ibex-35 conserva el tono positivo pero el temor al BCE contiene el entusiasmo

El Ibex-35 conserva el tono positivo pero el temor al BCE contiene el entusiasmo
El Ibex-35 conserva el tono positivo pero el temor al BCE contiene el entusiasmo   -  Derechos de autor  Thomson Reuters 2023
Por Reuters

24 ene -El selectivo español cerró este martes en terreno positivo tras una jornada de indecisión, mientras los inversores digerían un dato macroeconómico de la eurozona y su posible impacto en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

La prudencia se hizo patente también en Estados Unidos, donde el Dow Jones y el S&P 500 cotizaban con tendencias dispares, tras la publicación de los resultados de General Electric y Johnson & Johnson.

La lectura compuesta del índice PMI de la eurozona, considerado un buen termómetro para la salud económica de la región, sorprendió a los mercados, al volver a situarse tras siete meses por encima de los cincuenta puntos, el umbral que separa la contracción del crecimiento.

Pese a que el sondeo empresarial apunta a una desaceleración menos aguda de lo esperado, la lectura para los mercados no fue tan positiva, ya que la resistencia de la economía puede permitir al Banco Central Europeo seguir con fuertes subidas de los tipos de interés —generalmente mal recibidas en las bolsas— con el fin de poner coto a la inflación.

Los operadores de Bolsa barajan una subida de 50 puntos básicos por parte del BCE en la reunión de la próxima semana, mientras que al otro lado del charco las expectativas apuntan a un aumento de 25 puntos básicos, ante las esperanzas de que el Reserva Federal afloje el ritmo de endurecimiento.

“La Fed ha sido más ‘hawkish’ (partidaria de encarecer el crédito) en su política monetaria al principio y ahora le toca el turno al BCE, que se ha retrasado al respecto”, apuntó Javier Etcheverry, responsable de ActivTrades.

“El escenario que el mercado está descontando está claro. Pero preparemos las naves en el caso de que, ante un fuerte impulso alcista, el mensaje de Powell sea más duro de lo esperado, lo que podría desestabilizar la tranquilidad de los inversores”, añadió.

La bolsa española tocó el suelo de la jornada poco antes de las 12, tras conocerse el PMI europeo, pero remontó en la tarde, ante un indicador equivalente en Estados Unidos que todavía mostró niveles de contracción en la actividad empresarial, lo que daría pie a una contención en las subidas de tipos de la Fed.

Al término de la sesión, el selectivo bursátil español Ibex-35 cerró con un alza de 23,00 puntos el martes, un 0,26%, hasta 8.967,10 puntos, mientras que el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 perdió un 0,20%.

De las 17 sesiones celebradas hasta el momento en 2023, el Ibex-35 tan solo ha cerrado tres de ellas en negativo y acumula un repunte del 9% en enero. A falta de cinco sesiones para cerrar el mes, supone la mejor evolución mensual desde noviembre de 2020, cuando se conocieron los primeros resultados positivos en ensayos de vacunas contra el COVID-19.

En el sector bancario, Santander subió un 0,27%, BBVA retrocedió un 0,29%, Caixabank avanzó un 0,30%, Sabadell ganó un 0,80%, Bankinter se dejó un 0,09% y Unicaja Banco  subió un 0,67%.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica retrocedió un 1,23%, Inditex avanzó un 0,81%, Iberdrola se revalorizó un 0,28%, Cellnex ganó un 0,77% y la petrolera Repsol perdió un 1,55%.

Fuera del Ibex 35, el fabricante de material ferroviario Talgo se anotó una subida del 7% tras confirmarse el acuerdo con la compañía francesa Le Train para la construcción de trenes de alta velocidad.