¿Qué países europeos tienen los costes de guardería más altos y más bajos?

El precio de las guarderías varía considerablemente en la UE
El precio de las guarderías varía considerablemente en la UE Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Laiba Mubashar
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Sarah Ronan tuvo que renunciar a un trabajo porque no podía pagar la guardería. Su caso no es una excepción en el Reino Unido, país que tiene uno de los costes de guardería más elevados de Europa.

PUBLICIDAD

Sarah Ronan tuvo que renunciar a un trabajo porque no podía pagar la guardería.

Su caso no es una excepción en el Reino Unido, país que tiene uno de los costes de guardería más elevados de Europa, algo que disuade a las mujeres de volver al trabajo después de formar una familia, debido a los gastos que conlleva.

"Como muchos padres, tuve que recomponer el rompecabezas del cuidado de los niños para que todo funcionara. Mi hijo estaba con un par de abuelos dos días a la semana y con el otro par un día a la semana. Así sólo iba a la guardería dos días a la semana. Luego, la situación con los abuelos cambió por motivos de salud", explica Ronan, responsable del proyecto Early Education and Childcare Coalition del Grupo Presupuestario de Mujeres del Reino Unido.

"Me vi obligada a llevarlo a la guardería cinco días a la semana. El coste era de 1.200 libras (1.356 euros) al mes. Tras quitarle los impuestos, mi sueldo era de 1.700 libras (1.921 euros) al mes", explica a Euronews.

Según la última encuesta realizada por la organización benéfica Pregnant The Screwed, el cuidado de los niños en el Reino Unido puede consumir hasta un 75% de los ingresos de los padres.

En 2022, el Reino Unido se convirtió en el país más caro para el cuidado de los niños de todos los países desarrollados, lo que llevó a miles de personas a protestar en ciudades de todo el país en lo que se conoció como la "Marcha de las Momias" el pasado mes de octubre.

"Hasta ahora el Gobierno no ha hecho nada contra el coste de la inflación en el Reino Unido. Parece que los gastos de guardería van a subir al menos otro 10% en abril", afirma Joeli Brearley, fundadora de Pregnant Then Screwed.

"De media, una plaza de guardería cuesta 14.000 libras al año (15.731 euros), y prevemos que aumente en 1.000 libras al año", explica a Euronews Next.

Uno de cada tres padres que participaron en la encuesta reveló que ya dependía de algún tipo de deuda para cubrir los gastos de guardería.

En medio de una crisis del coste de la vida que ya ha hecho inasequibles necesidades básicas como la alimentación en Gran Bretaña, el elevado coste del cuidado de los niños está exacerbando las desigualdades socioeconómicas y afectando de manera desproporcionada a las mujeres, obligándolas a reducir su número de horas o a abandonar por completo el mercado laboral.

Se calcula que 1,7 millones de mujeres en el Reino Unido trabajan menos horas de lo que lo harían en otras circunstancias debido a que el coste de las guarderías es inasequible, según el Centre for Progressive Policy.

¿Cuál es la situación de los costes de guardería en Europa?

En los países de la UE, hasta el 90% de los niños de tres a cinco años, y un tercio de los menores de tres, asisten a guarderías oficiales. Sin embargo, los costes de las guarderías varían mucho de un continente a otro.

En Alemania y Austria los gastos de guardería suponen menos del 5%, donde los padres que viven en las capitales se benefician incluso de guarderías públicas gratuitas, mientras que en el Reino Unido representan casi el 52% de los ingresos medios de las mujeres, según datos de la OCDE.

En la mayoría de los países europeos, los padres pueden beneficiarse de guarderías muy subvencionadas que reducen su carga financiera.

En los Países Bajos, por ejemplo, donde el mercado está dominado por el sector privado, el coste puede llegar al 80% de los ingresos medios de las mujeres.

Sin embargo, una vez que el Estado se hace cargo de las prestaciones de guardería, en los Países Bajos los padres con bajos ingresos acaban pagando sólo el 5%. De hecho, el Gobierno holandés está diseñando un plan que cubriría el 95% de los gastos de guardería de todos los padres trabajadores para 2025.

Reino Unido: las ayudas no satisfacen a las familias

Justin Tallis/WPA Rota
La Princesa de Gales visita la guardería Foxcubs en Luton, Inglaterra.Justin Tallis/WPA Rota

En el Reino Unido, sin embargo, no es así, a pesar de que el Gobierno invierte cada año 4.000 millones de libras (4.520 millones de euros) en guarderías desde hace cinco años, a través de ocho planes de ayuda diferentes.

"Los tipos de ayuda disponibles ya no satisfacen las necesidades de las familias", afirma Sarah Ronan, del Women's Budget Group.

PUBLICIDAD

Esto podría explicar en parte por qué se calcula que un millón de familias británicas que reúnen los requisitos necesarios no se han acogido a su derecho a guarderías libres de impuestos, por las que se pagan 2.000 libras (2.260 euros) al año.

"Al Gobierno se le da muy bien hablar de estas prestaciones. Su administración real y su accesibilidad son nefastas", afirma Joeli Brearley, de Pregnant then Screwed.

Las familias desfavorecidas del Reino Unido también pueden solicitar el Crédito Universal para el Cuidado de los Niños, que paga hasta el 85% de los gastos de guardería a las familias con ingresos bajos que ganen 16.000 libras (18.080 euros) o menos al año, pero el dinero se devuelve a plazos.

"Si no tienes el dinero, para empezar, ¿de dónde lo vas a sacar?", dice Ronan.

"Y por eso, acabas en una situación en la que sólo el 13% de las personas aceptan esa oferta de ayuda, y de ese 13%, el 81% son madres solteras".

PUBLICIDAD

La red alemana Kita sigue teniendo defectos

En el otro extremo se encuentran países como Alemania, donde el coste medio anual de una guardería es de solo 1.310 euros.

Desde 2013, los niños mayores de 12 meses tienen derecho a una plaza en una guardería llamada Kitas a través de su ayuntamiento. Las Kitas suelen cobrar entre 70 y 150 euros al mes, pero el Estado subvenciona el coste.

Clara Gruitrooy, empresaria y madre de dos hijos, se siente afortunada porque antes vivía en Hamburgo y ahora vive en Berlín, donde las guarderías son gratuitas.

Gruitrooy dirige la rama berlinesa de Working Moms, una asociación alemana en la que madres con ideas afines que ocupan puestos directivos pueden ofrecerse apoyo mutuo sobre cómo compaginar la maternidad con el trabajo.

"Si no me hubiera podido permitir una guardería, no sé cómo habría llegado a donde estoy hoy", dice a Euronews Next.

PUBLICIDAD

Sin embargo, aunque el modelo de guarderías en Alemania es envidiable para países como el Reino Unido, dista mucho de ser perfecto.

En muchos lugares de Alemania, las Kitas carecen de personal suficiente y hay largas colas de espera, sobre todo para los niños menores de tres años. En una encuesta realizada por el Instituto Alemán de la Juventud en 2020, el 49% de los padres con hijos menores de tres años declararon que necesitaban una Kita, pero sólo el 24% pudieron asegurarse el número de horas que necesitaban.

"En Alemania, no es una cuestión de precio, por suerte, sino también de encontrar una plaza", dice Gruitrooy, que peleó por encontrar una plaza para sus hijas antes de que cumplieran un año, en una época en la que estaba montando su propio negocio.

Como su carrera de empresaria le permitía trabajar a distancia, se las arregló hasta que pudo colocar a sus hijas en una Kita.

"Si consigues la libertad que supone tener guarderías gratuitas, ya no te lo cuestionas", dice Gruitrooy.

PUBLICIDAD

"Ahora el debate es sobre la calidad, sobre la igualdad y sobre el servicio".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Qué países europeos tienen las tasas más altas de educación superior?

Diferencias salariales entre hombres y mujeres en Europa: ¿cómo se comparan los países para reducirlas?

Semana laboral de cuatro días: Las empresas de Reino Unido adoptan la semana laboral permanente tras el mayor ensayo del mundo