Noruega inaugura el servicio de reparto con drones de mayor alcance del mundo

La start-up noruega Aviant amplió el martes su servicio de reparto con drones a 4.000 personas que viven en los suburbios de Lillehammer
La start-up noruega Aviant amplió el martes su servicio de reparto con drones a 4.000 personas que viven en los suburbios de Lillehammer Derechos de autor Aviant
Derechos de autor Aviant
Por Pascale Davies
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La start-up escandinava Aviant ha ampliado su servicio de reparto con drones, que puede capear el duro invierno en esta ciudad de esquí. Puede transportar hasta artículos de 1,5 kg.

PUBLICIDAD

Los servicios de reparto para residentes y turistas en la estación de esquí noruega de Lillehammer son ahora mucho más exclusivos. La start-up noruega Aviant amplió el martes el reparto con drones a 4.000 personas que viven en Lillehammer, al lanzar el servicio de vehículos aéreos no tripulados de mayor alcance del mundo.

Los habitantes de las afueras pueden solicitar entregas a través de la aplicación Kyte de la empresa y pedir productos de 1,5 kg, como medicamentos, alimentos y comidas de restaurantes independientes. El tiempo medio de entrega es de 24 minutos.

Los drones operarán en un radio de 17 km, casi seis veces más que los drones tradicionales, incluso en el duro clima invernal del país.

Mientras la competencia de servicios de reparto como Uber Eats y Deliveroo se recrudece sobre el terreno, sigue habiendo una ardua batalla de restricciones legales y limitaciones del espacio aéreo para los sistemas de reparto con drones. Pero Aviant cuenta con la aprobación reglamentaria para operar en el espacio aéreo en Lillehammer.

Puede llevar hasta 1,5 kg
Puede llevar hasta 1,5 kgAviant

"Esto representa un momento importante para el reparto autónomo con drones en Europa: cuando los beneficios para los consumidores y el medio ambiente pasan de la fase hipotética a una aplicación viable en el mundo real", afirma Lars Erik Fagernæs, consejero delegado y cofundador de Aviant.

Los drones, que se desarrollaron durante la pandemia COVID-19 para entregar suministros médicos, pueden operar y entregar cargas útiles con fuertes vientos de hasta 12 metros por segundo y temperaturas que descienden habitualmente por debajo de -15 °C.

Otro punto de interés para el futuro de los servicios de reparto es que el dron Aviant emite un 95% menos de dióxido de carbono que un coche eléctrico.

El dron también puede soportar temperaturas bajo cero
El dron también puede soportar temperaturas bajo ceroAviant

Fagernæs afirma que los drones de reparto "ya no se consideran como algo limitado por la distancia y el clima, sino un medio para apoyar a las empresas y las personas al tiempo que se reducen las emisiones". "Tenemos previsto un despliegue inminente más allá de Noruega", asegura.

Pero Aviant tiene competencia. La start-up irlandesa de drones Manna planea expandirse a otros países europeos, y la empresa de reparto con drones Wing, propiedad de Alphabet, ya opera en Irlanda y Finlandia.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Una app sueca ofrece dinero por denunciar al vecino que aparca mal

De Rumanía a Bruselas sorteando los obstáculos del coche eléctrico

El nuevo centro de pruebas del 'hyperloop' holandés que espera revolucionar el transporte europeo del futuro