Un "problema mundial": 1 de cada 6 personas a nivel mundial sufre infertilidad, según la OMS

Una de cada seis personas en todo el mundo tiene que lidiar con la infertilidad, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Una de cada seis personas en todo el mundo tiene que lidiar con la infertilidad, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Natalie Huet
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

El 17,5 por ciento de la población adulta a nivel mundial, aproximadamente 1 de cada 6 personas, sufre infertilidad, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

PUBLICIDAD

Para millones de parejas de todo el mundo, concebir un hijo puede resultar angustiosamente difícil. Las esperanzas de formar una familia pueden verse truncadas por una prueba de embarazo negativa tras otra.

Una de cada seis personas en todo el mundo se enfrenta a este problema en algún momento de su vida, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que muestra que ningún continente tiene mayores números de infertilidad.

"Se trata de un problema mundial que afecta a personas de todos los países y condiciones sociales", declaró a la prensa el Dr. Gitau Mburu, científico especializado en fertilidad de la OMS.

El organismo sanitario define la infertilidad como "una enfermedad del aparato reproductor masculino o femenino definida por la imposibilidad de lograr un embarazo tras 12 meses o más de relaciones sexuales regulares sin protección".

Según los datos, entre 48 millones de parejas y 186 millones de personas tienen que lidiar con el problema de la infertilidad en todo el mundo. La OMS no actualizó estas estimaciones en su informe, y afirmó que los datos que había analizado, que abarcaban de 1990 a 2021, no le permitían señalar una tendencia.

"Según los datos que disponemos, no podemos afirmar que la infertilidad esté aumentando o sea constante. Los expertos siguen deliberando sobre esta cuestión", sostuvo James Kiarie, Jefe de Anticoncepción y Fertilidad de la OMS.

El informe también revela que la prevalencia de la infertilidad varía poco de una región geográfica a otra. La prevalencia de la infertilidad a lo largo de la vida -la proporción de la población que la ha padecido alguna vez en su vida- era del 17,8% en los países de ingresos altos y del 16,5% en los países de ingresos bajos y medios.

El informe muestra que "la infertilidad no discrimina", aseguró el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, en el prólogo del informe.

La lucha por concebir también puede tener amplias repercusiones en la vida de las personas afectadas, desde ansiedad y depresión hasta estigma social y violencia doméstica.

Alrededor del 12,6% de la población mundial lucha contra la infertilidad. Este porcentaje es más alto en la región africana de la OMS, con un 16,4%, y más bajo en la región del Mediterráneo oriental, con un 10%.

Sin embargo, el informe destaca que la falta de datos disponibles en muchos países hace más difícil que se pueda realizar una comparativa a nivel mundial.

El documento también aboga porque se mejore la forma en que se lleva a cabo la investigación sobre la infertilidad, para que los futuros datos que se recojan sean más coherentes y fáciles de comparar.

¿Cuáles son las causas de la infertilidad?

El informe de la OMS no desglosa los datos, en cuanto a proporción de infertilidad masculina y femenina. La infertilidad puede deberse a diversos factores, en el aparato reproductor masculino o femenino, o en ambos. En algunos casos, las causas de la infertilidad siguen sin explicación.

En el aparato reproductor femenino, la infertilidad puede deberse a una amplia gama de factores, como infecciones de transmisión sexual, obstrucción de las trompas de Falopio, trastornos uterinos como la endometriosis, trastornos ováricos como el síndrome de ovario poliquístico (SOP) o desequilibrios de las hormonas reproductivas.

En el aparato reproductor masculino, la infertilidad puede deberse a infecciones genitales, desequilibrios hormonales o producción y calidad anormales del esperma.

Se sabe que factores ambientales y de estilo de vida como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y la obesidad afectan a la fertilidad, pero los científicos también sospechan que la exposición a contaminantes ambientales puede alterar las hormonas reproductivas y dañar óvulos y espermatozoides.

Aunque desde hace más de tres décadas se dispone de técnicas de reproducción asistida como la fecundación in vitro (FIV), la OMS afirma que estas tecnologías son inaccesibles e inasequibles en muchas partes del mundo, sobre todo en los países de ingresos bajos y medios, donde su elevado coste puede llevar a una pareja a la pobreza.

En la mayoría de los países, los tratamientos de fertilidad se financian en gran medida con los propios ahorros de la persona. La OMS pide ahora a los gobiernos que mejoren la prevención, el diagnóstico y la atención de la infertilidad, y garanticen un acceso más equitativo a tratamientos como la fecundación in vitro.

PUBLICIDAD

"Millones de personas se enfrentan a costes sanitarios catastróficos después de buscar tratamiento para la infertilidad, lo que hace de este problema una importante cuestión de equidad y, con demasiada frecuencia, una trampa de pobreza médica para los afectados", comenta la Dra. Pascale Allotey, Directora de Salud Sexual y Reproductiva e Investigaciones Conexas de la OMS.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El virus B: Esto es lo que sabemos del 'virus del mono' tras el contagio de un hombre en Hong Kong

La inyección de ketamina tras el parto puede reducir en un 75% la depresión posparto

Reino Unido prohíbe el tabaco a los nacidos después de 2008