'Resfriados largos': Las personas pueden experimentar síntomas crónicos prolongados semanas después de una infección respiratoria

"Resfriados largos": los síntomas pueden prolongarse durante semanas tras una infección respiratoria
"Resfriados largos": los síntomas pueden prolongarse durante semanas tras una infección respiratoria Derechos de autor Canva
Por Oceane Duboust
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Un nuevo estudio ha descubierto que las personas pueden experimentar síntomas a largo plazo debido a otras infecciones respiratorias además de la COVID.

PUBLICIDAD

Los síntomas de enfermedades respiratorias como los virus del resfriado común, la gripe o la neumonía pueden durar más de cuatro semanas tras la infección inicial, según una nueva investigación.

Científicos de la Universidad Queen Mary de Londres analizaron los datos de más de 10.000 personas para comparar los síntomas a largo plazo de la COVID-19 y otras enfermedades.

Aunque la COVID prolongada es ahora una afección reconocida que afecta a millones de personas, pocos estudios la han comparado con los síntomas duraderos tras otras enfermedades respiratorias agudas. Los resultados se han publicado en la revista eClinicalMedicine de The Lancet.

Los investigadores descubrieron que las personas pueden presentar síntomas de "resfriado prolongado", como tos, dolor de estómago y diarrea, semanas después de la infección.

Sin embargo, las personas que se recuperaban de COVID-19 eran más propensas a experimentar mareos, vértigos y problemas con el gusto y el olfato.

"Nuestros hallazgos arrojan luz no sólo sobre el impacto de la larga COVID en la vida de las personas, sino también de otras infecciones respiratorias. El desconocimiento impide tanto la notificación como el diagnóstico de estas afecciones", afirma Giulia Vivaldi, autora principal en un comunicado.

Otro estudio, publicado en abril de este año, observó síntomas persistentes en pacientes infectados por gripe , denominándolos "gripe larga".

Resfriados largos" difíciles de diagnosticar

Los investigadores observaron que las personas que sufrían síntomas prolongados tenían más probabilidades de ser mujeres, de clase baja o de padecer comorbilidades.

Los trabajadores de primera línea también estaban estadísticamente sobrerrepresentados, y los datos muestran que tener una infección primaria grave podría ser un factor de riesgo.

"A medida que avanza la investigación sobre la COVID prolongada, debemos aprovechar la oportunidad para investigar y considerar los efectos duraderos de otras infecciones respiratorias agudas", señaló Vivaldi.

Añadió que son difíciles de diagnosticar y tratar debido a la falta de pruebas diagnósticas y a la variedad de síntomas posibles.

"El estudio es importante porque demuestra que la recuperación de una infección respiratoria aguda (IRA) puede ser lenta independientemente de la causa, que la gente debe esperar una lenta vuelta a la normalidad y no esperar volver inmediatamente a la plena actividad inmediatamente después de una IRA por cualquier causa", dijo Peter Openshaw, profesor de medicina experimental en el Imperial College de Londres, en un comunicado.

Openshaw no participó en el estudio y advirtió de que el término "resfriado prolongado" no debe restar importancia a la gravísima incapacidad de COVID prolongado que padecen algunas personas.

Los expertos también señalaron la necesidad de "garantizar que todas las personas con síntomas continuos puedan acceder al apoyo que necesitan" y evitar el infradiagnóstico.

El siguiente paso para los investigadores es identificar las razones subyacentes por las que algunas personas son más propensas a sufrir resfriados largos que otras.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Las mejores herramientas de IA para potenciar una investigación académica

Alemania legaliza el consumo de cannabis

Un tribunal del Estado de Alabama dictamina que los embriones congelados son niños