Paseos en barco y fiesta: Cómo vivir a lo grande en la costa de la felicidad de Turquía

La bahía de Bodrum, en la "costa de la felicidad" de Turquía, lleva décadas atrayendo a ricos y famosos de todo el mundo.
La bahía de Bodrum, en la "costa de la felicidad" de Turquía, lleva décadas atrayendo a ricos y famosos de todo el mundo. Derechos de autor GoTürkiye
Por Euronews
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button

Conocida por su lujosa oferta turística, la localidad turca de Bodrum es uno de los principales destinos para quienes desean pasar unas vacaciones como auténticas estrellas.

PUBLICIDAD

Kate Moss, Beyoncé, Yves Saint Laurent, Mick Jagger y Mark Zuckerberg, por no hablar de Harry y Meghan... con admiradores así, no es de extrañar que Bodrum sea conocida como la Saint Tropez de Turquía.

Península situada al suroeste de la región del Egeo, en la provincia de Muğla, surgió como parada imprescindible en el circuito de la jet set internacional en la década de 1970. En el puerto de Bodrum atracan barcos desde hace 3.000 años, y hoy en día los cruceros depositan en sus costas a millones de visitantes al año, además de los que llegan en yate o en jet privado, todos ellos en busca de un pedazo de la buena vida. ¿Dónde la van a encontrar?

Disfrutar de las vistas marítimas

El puerto no es un mal punto de partida para disfrutar de las vistas entre los eucaliptos.

En el puerto deportivo de Bodrum se celebran regularmente eventos musicales en directo, mientras que la Copa Bodrum, que se celebra todos los años, es la oportunidad de ver cómo 80 de los yates más elegantes de Turquía compiten en una regata de cinco días. También podrá avistar las tradicionales goletas turcas, veleros de 80 pies construidos en Bodrum y utilizados tradicionalmente para pescar y bucear entre bancos de esponjas; y también puede alquilarlas, aunque no disponga del presupuesto de un famoso.

AP Photo/Burhan Ozbilici
Las goletas, embarcaciones de crucero tradicionales y populares de Turquía, navegan por el Mar Egeo, cerca de Bodrum, durante la regata de la Copa BodrumAP Photo/Burhan Ozbilici

Conocidos como cruceros azules, estos itinerarios de un día de duración ofrecen un recorrido por las aguas cristalinas del Egeo y sus mejores bahías y playas solitarias, como Iassos, Bağla, Adaboğazı, Bitez, Kızıl y la isla de Karaada. El almuerzo se sirve a bordo y algunos itinerarios incluyen yoga en cubierta y tratamientos naturales.

Saciarse con estilo

Volverá a Bodrum a tiempo para cenar, y Brava, el emblemático restaurante al aire libre del elegante y minimalista hotel Edition, es uno de los preferidos por los famosos. El fundador de Studio 54, Ian Schrager, abrió la versión de Bodrum de su cadena hotelera en 2018, y contrató al chef estrella peruano Diego Muñoz para dirigir su restaurante y llevar los sabores latinoamericanos a la mesa turca.

Dirígete al bar después de cenar para bailar bajo su gigantesca bola de discoteca rosa. Si prefiere la cocina turca sin renunciar al lujo, puede ir al Maçakizi, que lleva en la ciudad de Bodrum desde 1975 y conserva su ambiente bohemio.

Cuenta una leyenda que Kate Moss abandonó antes de tiempo el centro de desintoxicación LifeCo para dirigirse directamente aquí. Dado que en LifeCo están prohibidos el alcohol, la cafeína, el azúcar, la carne y los lácteos, y que en su lugar hay un ayuno de siete días a base de zumos, no es del todo culpa suya.

Pero si lo que te apetece es desintoxicarte a lo grande, LifeCo, en la costa norte de la península de Bodrum, es el lugar ideal para hacerlo.

GoTürkiye
Bodrum rebosa de balnearios y otros lugares donde relajarse y desconectarGoTürkiye

Nutrir cuerpo y alma

Si prefiere mimarse a purificarse, Bodrum está repleto de spas, y uno de los más opulentos se encuentra en el Mandarin Oriental, que cuenta con cabinas de masaje al aire libre donde podrá someterse a tratamientos diseñados para ayudarle en todo, desde el jet lag hasta el exceso de tiempo frente a la pantalla, todo ello con vistas al Egeo y sus olivares.

El spa del hotel también tiene su propio hamam tradicional, pero para vivir una experiencia realmente auténtica (y más asequible), diríjase al hamam más antiguo de Bodrum: el Tarihi Bardakci Hamam, abierto desde 1749.

Como reza el cartel de la puerta, ofrece "exfoliación, masaje con espuma, masaje con aceite, jabón, champú, toalla" y una porción de la cultura tradicional turca: los rituales de limpieza terapéutica y los métodos de hidroterapia del hamam se remontan a la época de los antiguos romanos y se dice que alivian el estrés, mejoran la circulación y eliminan toxinas.

Bailar o ir de compras hasta caer rendido

Eliminar toxinas puede venirle bien a la mañana después de una gran noche, porque Bodrum es famosa por su vida nocturna. La calle de los bares de Bodrum, muy acertadamente llamada así, es una larga hilera de extravagantes discotecas y bares que sirven el tradicional raki (de 90 grados, atención) hasta que sale el sol.

El Club de Yates Bodrum Marina cuenta con cuatro bares diferentes y ofrece música en directo todas las noches, con vistas al castillo de Bodrum, del siglo XV, en cuyos muros Naomi Campbell escribió una vez un mensaje de cumpleaños para Madonna, que celebraba una fiesta en la ciudad.

Pero, ¿qué regalarle a una chica importante por su cumpleaños? En Bodrum, un par de las mundialmente famosas sandalias de cuero hechas a mano, ropa o la especialidad local, mermelada de mandarina.

En la península hay muchos mercados donde elegir si quiere ir de compras, pero es en los puertos de recreo donde encontrará el paraíso de las tiendas de lujo.

El puerto de Yalikavak es el lugar donde atracan los megayates, por lo que las grandes marcas, como Prada, Dior y Balmain, se han instalado allí, pero también encontrará vendedores de artesanía local y productos tradicionales naturales y confecciones textiles de primera calidad, además de diseñadores turcos como Aybüke Baran, Ipekyol y Misela.

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

Como en casa, los países europeos donde es más fácil establecerse como expatriado