Como en casa, los países europeos donde es más fácil establecerse como expatriado

Sólo un país europeo figura entre los diez primeros lugares donde es más fácil empezar a trabajar como expatriado.
Sólo un país europeo figura entre los diez primeros lugares donde es más fácil empezar a trabajar como expatriado. Derechos de autor Humphrey Muleba
Derechos de autor Humphrey Muleba
Por Rebecca Ann Hughes
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Estonia es el único país europeo que entra en la lista de los diez mejores para los expatriados.

PUBLICIDAD

Tras la pandemia, trasladarse al extranjero es aún más fácil gracias al auge del trabajo a distancia. Muchos países europeos han introducido visados para nómadas digitales que ayudan a los expatriados a cumplir los requisitos fiscales y de residencia.

Pero trasladarse a otro país sigue planteando muchos retos. Uno de los pasos más importantes es encontrar un lugar que se adapte a tu estilo de vida y tus necesidades.

InterNations, una comunidad global de personas que viven y trabajan en el extranjero, realiza encuestas entre los expatriados. Pueden ayudar a los futuros expatriados a saber qué pueden esperar de los distintos países.

A partir de los datos de su encuesta Expat Insider 2022, InterNations ha elaborado una clasificación de los mejores y peores destinos para empezar como expatriado.

¿Cuáles son los países europeos más accesibles para los expatriados?

El informe ha analizado 52 destinos de todo el mundo y los ha clasificado según la calidad de vida de los expatriados.

Como parte de la encuesta, su Expat Essentials Index revela los lugares que hacen la vida en el extranjero más fácil y los que hacen la vida más difícil para los residentes extranjeros.

El índice incluía datos sobre burocracia, vida digital y vivienda.

Los tres primeros destinos -Bahréin, EE. UU. y Singapur- ofrecen una comunicación fácil sin barreras lingüísticas, al tiempo que plantean problemas burocráticos mínimos.

En cambio, en los países situados al final de la clasificación, los expatriados tienen que lidiar con problemas como el idioma local y la falta de digitalización.

Estonia es el mejor país europeo para instalarse

Estonia ocupa el cuarto lugar en la clasificación de InterNations, lo que la convierte en el mejor país europeo.

Los expatriados afirman que les resulta fácil establecerse en esta nación de Europa del Este gracias a la facilidad de la administración y la burocracia.

A ocho de cada diez encuestados les resultó fácil obtener el visado, frente a una media mundial del 56%.

Los expatriados tienen pocas dificultades con las autoridades locales y Estonia ocupa el primer puesto de los 52 destinos en cuanto a disponibilidad de servicios gubernamentales en línea.

"Me gusta mucho lo fácil que es vivir aquí", dice un expatriado británico. "Los servicios no suelen tener (aunque no siempre) dificultades burocráticas y exigen menos papeleo que en el Reino Unido".

Los participantes en la encuesta también aprecian las opciones de pago sin efectivo de Estonia y la facilidad para instalar Internet de alta velocidad en casa.

Sin embargo, el país cae en la clasificación por el idioma y la vivienda, ya que el 61% describe el idioma como difícil de aprender.

Malta frustra a los expatriados con una infraestructura digital y una administración deficientes

Desgraciadamente, ningún país europeo, aparte de Estonia, figura entre los diez primeros. Sin embargo, varios países europeos se sitúan entre los diez últimos.

Los expatriados en Malta tienen problemas con la burocracia, y el país ocupa el último lugar mundial en cuanto a administración.

PUBLICIDAD

A casi tres de cada cinco expatriados les resulta difícil tratar con las autoridades locales maltesas.

"Me disgusta la burocracia; por ejemplo, las dificultades para obtener el carnet de conducir", dice un expatriado británico. "También el interminable papeleo para obtener una cuenta bancaria".

Malta ocupa el último lugar en cuanto a la facilidad para abrir una cuenta bancaria local y se salva por los pelos de otro puesto entre los 10 últimos cuando se trata de establecer un acceso a Internet de alta velocidad en casa.

Como punto positivo, casi dos tercios de los expatriados encuentran fácil vivir allí sin hablar el idioma local, ya que el inglés está muy extendido.

Los expatriados franceses tienen problemas con el idioma y la administración

Uno de los mayores retos para los expatriados en Francia es el idioma, según la encuesta de InterNations.

PUBLICIDAD

Casi el doble de personas consideran difícil vivir en Francia sin hablar el idioma local en comparación con la media mundial.

"El francés es REALMENTE difícil, incluso después de tantos años, y sin él estás perdido", dice un expatriado griego.

Otros retos importantes para los expatriados son los administrativos: más de la mitad dice que no es fácil tratar con las autoridades locales y al 32 % le cuesta abrir una cuenta bancaria local.

Por otro lado, alrededor de nueve de cada diez expatriados valoran positivamente las opciones de pago sin efectivo de Francia y coinciden en que tienen acceso ilimitado a servicios en línea, como las redes sociales.

Los expatriados en Italia odian la burocracia

A pesar de ser un destino muy popular entre los expatriados, Italia es uno de los peores países para empezar a trabajar en el extranjero.

PUBLICIDAD

El país sale especialmente mal parado en la categoría de administración: más de dos de cada tres expatriados dicen que es difícil tratar con la burocracia local.

Italia también se sitúa entre los 10 peores en cuanto a facilidad para abrir una cuenta bancaria local y obtener un visado.

"La burocracia aquí es extremadamente onerosa hasta el punto de resultar ridícula, en casi todos los aspectos de la vida, desde la obtención de un visado hasta la obtención de un permiso de conducir y más allá", afirma un expatriado estadounidense.

Aproximadamente dos de cada cinco encuestados están descontentos con la disponibilidad de servicios administrativos en línea, y otro 16% tiene dificultades para obtener acceso a Internet de alta velocidad en casa.

Alemania es el lugar más difícil para empezar como expatriado

Al empezar en Alemania, los expatriados se enfrentan a muchas barreras frustrantes.

PUBLICIDAD

El país se sitúa entre los 10 últimos en tres de las cuatro subcategorías: vivienda, vida digital e idioma.

Los expatriados afirman que la vivienda en Alemania es difícil tanto de pagar como de encontrar. "Se puede tardar hasta tres meses en encontrar incluso un alojamiento temporal", dice un expatriado polaco.

A los expatriados no les va mucho mejor en lo que respecta al idioma: el 46 % afirma que es difícil vivir en Alemania sin hablar la lengua local.

La falta de digitalización de Alemania es otro problema importante, y el 24 % de los expatriados encuentran difícil tener acceso a Internet de alta velocidad en casa, mientras que el 27 % se sienten frustrados por la falta de opciones de pago sin dinero en efectivo.

Aunque el país mejora un poco en la categoría de administración, al 52 % de los encuestados le sigue resultando difícil tratar con las autoridades locales.

PUBLICIDAD

"Odio la burocracia alemana", dice un expatriado británico. "Sobre todo el hecho de que nada esté digitalizado. Se tarda una eternidad en ponerse en contacto con cualquiera de las oficinas de la administración local para hablar de permisos de residencia y cosas por el estilo".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Las mejores playas de Turquía y cómo elegir una en un país de costas kilométricas

Paseos en barco y fiesta: Cómo vivir a lo grande en la costa de la felicidad de Turquía

Nueve de las 10 ciudades más peatonales del mundo son europeas: ¿Está la suya entre ellas?