Bulgaria y Rumanía entran en Schengen: Expertos opinan sobre los precios, el transporte y el turismo excesivo

Bucarest, en la foto, pronto será más accesible para los turistas
Bucarest, en la foto, pronto será más accesible para los turistas Derechos de autor Árpád Czapp via Unsplash
Por Saskia O'Donoghue
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los países de la Europa del Este entrarán oficialmente en el espacio Schengen el 31 de marzo. Se prevé cambios sobre todo en el turismo que repercutirá seguramente en los precios.

PUBLICIDAD

Marzo será un mes apasionante para Rumanía y Bulgaria.  El 31 de marzo, los países de la Europa del Este iniciarán el proceso de adhesión al espacio Schengen a medida que se supriman los controles en las fronteras aéreas y marítimas. Los debates sobre el levantamiento de los controles en las fronteras terrestres - lo que haría que los dos países se unieran adecuadamente a la zona- siguen en curso.

Aunque ambas naciones son miembros de la Unión Europea desde 2007, siguen estando obligadas a mostrar el pasaporte al entrar en otros países de la UE, a diferencia de muchos otros ciudadanos europeos.

En 2024, se simplificarán los controles fronterizos de ambos países y es probable que también cambien muchos otros aspectos. Se especula mucho sobre si Bulgaria y Rumanía seguirán los pasos de Croacia, que acaba de entrar en la zona Schengen y ha sido muy criticada por subir los precios de forma generalizada desde su entrada.

No se espera que Bulgaria y Rumanía cambien sus monedas actuales al euro -como ha hecho Croacia- en un futuro inmediato, pero, como es lógico, habrá cambios casi de inmediato. Con la ayuda de expertos en la región, esto es todo lo que puede esperar el 31 de marzo.

Puente sobre el Danubio entre Bulgaria y Rumania, en la ciudad de Vidin.
Puente sobre el Danubio entre Bulgaria y Rumania, en la ciudad de Vidin.Valentina Petrova/AP

¿Se dispararán los precios cuando Bulgaria y Rumanía entren en el espacio Schengen?

Elaine Warren es experta en viajes y fundadora del blog The Family Cruise Companion. Espera que la entrada en el espacio Schengen no suponga un aumento inmediato de los precios, que podría desanimar a los turistas.

"El aumento de la competencia podría equilibrar cualquier tendencia al alza excesiva de los precios en los lugares más visitados. Ahora que los viajeros pueden comparar fácilmente precios más allá de las fronteras, los hoteles y otras empresas querrán ser competitivos", explica a 'Euronews Travel'. Sin embargo, parece demasiado pronto para saber exactamente lo que puede ocurrir.

"También es posible que ciertos costes se vayan alineando más entre los países Schengen. Pero en general, la mezcla de efectos -más visitantes pero también una competencia más feroz- sugiere que el impacto en los precios no será claro. Es posible que los lugares más frecuentados experimenten ligeros aumentos, mientras que las zonas rurales y los precios al consumo sufrirán presiones a la baja", añade Warren.

No podemos negar que la adhesión a Schengen podría dinamizar enormemente el turismo en Rumanía y Bulgaria. Sus economías pueden obtener nuevas oportunidades. Será fascinante ver cómo las visitas y los negocios evolucionan en ambas naciones en los próximos años
Elaine Warren
Experta en viajes

Robert Blaszczyk, director del Departamento de Clientes Estratégicos de Conotoxia, una empresa global de tecnología financiera, explica a 'Euronews Travel' que, aunque los posibles cambios no están claros, hay esperanzas tanto para los países como para los visitantes.

"La adhesión al espacio Schengen tiene un impacto bastante neutro en los precios de estos países, sobre todo al principio. El impacto marginalmente positivo de la reducción del tiempo y el coste del transporte por carretera no se dejará sentir al principio", afirma. "A más largo plazo, tiende a compensarse con una mayor demanda espoleada por el aumento del número de visitantes. Sin embargo, el impacto en el turismo es inequívoco".

¿Qué están haciendo Bulgaria y Rumanía para atraer al turismo?

Rumanía y Bulgaria siguen teniendo fama de ser lugares bastante "apartados", poco visitados por los turistas. Pero eso no significa que no tengan nada que ofrecer. Ya sea el famoso balneario Therme de Bucarest, las prometedoras ciudades de fiesta del Mar Negro o Sofía, la vibrante capital búlgara, hay muchas cosas que atraen a los viajeros hacia el Este.

Lucia Polla es experta en viajes y fundadora del blog Viva La Vita. Es una apasionada de Rumanía y Bulgaria, y espera que la entrada en el espacio Schengen abra estos países a una nueva generación de turistas.

"Estoy impaciente por ver cómo más viajeros descubren estas joyas", explica a 'Euronews Travel'. "Preveo un aumento del turismo, que podría dar lugar a una mayor competencia entre los proveedores de viajes y eso significa opciones de alojamiento y transporte aún más asequibles", cuenta.

Los viajes sostenibles son un tema muy candente en estos momentos, ya que los turistas eligen cada vez más métodos de transporte más ecológicos para llegar a sus destinos. Polla confía en que los países balcánicos lo tengan en cuenta a la hora de atraer a más turistas.

"Los visitantes tendrán más libertad para explorar a su ritmo y utilizar opciones más ecológicas, como trenes y bicicletas. Este cambio podría fomentar un mayor aprecio por las culturas locales y las prácticas turísticas responsables, beneficiando tanto al medio ambiente como a las comunidades que visitamos", afirma.

Se sabe que la ausencia de controles rigurosos en las fronteras sin privilegios Schengen ahuyenta a los turistas que piensan que no merece la pena.

Lo que distingue a Rumanía no es solo su belleza natural, su rico patrimonio histórico y cultural y su cálida hospitalidad, sino también sus encantadores pueblos donde el tiempo parece detenerse. Para muchos visitantes, estos pueblos evocan un sentido de Europa occidental de una época pasada, que recuerda a un siglo atrás o incluso recuerdos de la infancia
Cezarina Pomojnicu
Fundador de la agencia Romania Private Tours

Según Michael Donovan, experto en viajes y cofundador de StayNewEngland.com, esto podría cambiar de la noche a la mañana.

Cuando visité Bulgaria a principios de la década de 2000, las fronteras no Schengen añadían una complejidad que disuadía a algunos viajeros independientes. Tras su esperada adhesión, creo que veremos más mochileros y turismo de estilo eurotrip, sobre todo entre los europeos más jóvenes. Este grupo demográfico ha disparado las economías locales en otros lugares después de Schengen", explica a 'Euronews Travel'.

Según Michael, Rumanía, en particular, "ya está experimentando un renacimiento como centro cultural y de aventura al aire libre. La supresión de los controles fronterizos puede llevar a su singular costa del Mar Negro y a la región de Transilvania a un escenario verdaderamente global".

PUBLICIDAD
Vista de pájaro de Sofía, capital de Bulgaria.
Vista de pájaro de Sofía, capital de Bulgaria.Alexandr Bormotin via Unsplash

Tanto él como otros expertos prevén un aumento inicial del 15% al 25% en el número de visitantes internacionales a ambos países, que seguirá creciendo con el paso de los años.

"A más largo plazo, la plena integración elevará probablemente el nivel de las infraestructuras turísticas para dar cabida a mayores volúmenes. En general, se trata de un paso emocionante para la región que, en mi opinión, aumentará profundamente su protagonismo en el mapa turístico internacional en los próximos años", añade Michael.

¿Podrían Rumanía y Bulgaria ser víctimas del turismo excesivo?

Aunque está claro que la entrada de estos países en el espacio Schengen aumentará el turismo y reforzará sus respectivas economías, existe la preocupación de que el turismo excesivo, tan común en toda Europa, pueda convertirse pronto en un problema.

Ritesh Raj, COO y CPO de CuddlyNest, una plataforma de reservas de alojamiento, cree que "la inclusión en Schengen podría provocar un exceso de turismo en destinos populares de Rumanía y Bulgaria". En destinos turísticos populares como Venecia, Barcelona y Málaga, los residentes han reaccionado tras años de comportamiento irrespetuoso por parte de los visitantes.

Bucarest tiene un precio increíblemente decente, ya sea por un hotel o por el costo de una cerveza. En comparación con la mayoría de las otras capitales europeas, Bucarest ciertamente no atrae el mismo número, pero eso trae sus beneficios, ya que no hay demasiados turistas
Tom Bourlet
Compañía Stag

Ritesh teme que, con el tiempo, Bulgaria y Rumanía experimenten una tendencia similar. "Su nueva popularidad podría provocar un aumento de los precios del alojamiento y de los bienes y servicios locales, ya que el aumento de la demanda suele encarecer los costes", explica a 'Euronews Travel'. Sin embargo, no se trata de una conclusión inevitable.

PUBLICIDAD
Arco de Triunfo de Bucarest, la capital de Rumania.
Arco de Triunfo de Bucarest, la capital de Rumania.CALIN STAN on Unsplash

"El aumento del turismo también podría estimular la diversificación de los destinos. El aumento de la accesibilidad podría llevar a explorar lugares poco frecuentados, repartiendo los beneficios del turismo de forma más uniforme por todo el país, una tendencia que podría conducir a un crecimiento más sostenible e integrador del sector turístico", explica.

Ritesh sugiere que el equilibrio entre el crecimiento del turismo y la ausencia de repercusiones negativas depende de las autoridades de cada país, y afirma que el éxito "dependerá en gran medida de cómo Rumanía y Bulgaria gestionen sus políticas e infraestructuras turísticas ante el aumento del número de visitantes".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El 'Schengen militar' entre Polonia, Alemania y Países Bajos abre un corredor de ayuda para Ucrania

Rumanía y Bulgaria entrarán en el espacio Schengen en 2024: ¿Qué cambiará para los viajeros?

Austria quiere más control en las fronteras exteriores de Schengen