EventsEventos
Loader

Find Us

PUBLICIDAD

Por qué tomar el tren en Turquía es el mejor modo de ver los increíbles paisajes del país

La iglesia de Akdamar en la isla de Akdamar, lago Van, Turquía.
La iglesia de Akdamar en la isla de Akdamar, lago Van, Turquía. Derechos de autor Burhan Ozbilici/AP
Derechos de autor Burhan Ozbilici/AP
Por euronews
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button

Viajar en tren es una de las mejores maneras de ver todo lo que Turquía tiene para ofrecer, desde monumentos históricos hasta paisajes impresionantes.

PUBLICIDAD

Turquía es un país extenso que cubre más de 783 km² de tierra. Es más, desde el impresionante litoral del mar Egeo que hay al oeste hasta las hermosas riberas del mar Negro del norte, sus paisajes tienen una topografía espectacular y están repletos de pueblos rurales remotos y ciudades bulliciosas. Hay mucho por descubrir en Turquía, ya que cuenta con 40 parques nacionales, 21 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y ruinas históricas de miles de años de antigüedad.

Una de las mejores formas de empaparte de todo es en tren. El país cuenta con un sistema ferroviario completo capaz de transportar a viajeros desde las regiones más remotas de Turquía hasta sus centros urbanos y más. Además, algunos de estos trayectos son tan espectaculares como parecen. Emprende tu viaje de descubrimiento con estas cinco sorprendentes rutas.

1 El tren turístico Dogu Ekspresi

El Dogu Ekspresi es una de las rutas de tren más famosas de Turquía que pasa por la capital del país, Ankara, y Kars, una antigua ciudad situada al noreste de Anatolia. No se debe confundir el tren turístico Dogu Ekspresi con el Dogu Ekspresi normal. Este último para en 52 estaciones y tiene asientos normales, mientras que el tren turístico fue creado específicamente para visitantes y circula tres veces por semana. Se detiene en 25 lugares, ofrece excursiones de 2 o 3 horas en puntos concretos del camino (Ilic y Erzurum en dirección este y Erzincan, Divrigi y Sivas en dirección oeste) y tiene cabinas donde dormir.

El tiempo total de trayecto es de aproximadamente 32 horas, en comparación con las 26 del Dogu Ekspresi normal. Elijas la que elijas, la ruta será gratificante. A lo largo del tramo de 1310 kilómetros de la vía, los viajeros pueden disfrutar de algunos de los paisajes más bellos de Turquía. Además, las excursiones ofrecidas permiten a los viajeros disfrutar de lugares como la antigua ciudad de Ani, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, hacer recorridos en trineo por el lago helado Cildir (en invierno) y degustar cag kebabs en Erzurum.

2 El Van Gölü Ekspresi

Este tren que circula dos veces por semana se ha convertido en una opción popular para los aficionados del ferrocarril en Turquía. La ruta sumamente espectacular del Van Gölü Ekspresi, que tarda unas 25 horas en ir de Ankara a Tatvan, pasa por los hermosos paisajes del este de Turquía. Entre estos, se encuentran los lagos de Keban Baraji, las orillas del río Éufrates y el vasto lago Van, en el que se asientan las riberas de Tatvan. Las paradas que hay por el camino ofrecen varias ocasiones de ver algunas de las mejores partes del país.

Kayseri da acceso a la mundialmente famosa Capadocia, con sus «chimeneas de hadas», su festival de globos aerostáticos y sus ciudades subterráneas. También se para en las antiguas ciudades de Malatya y Elazig. Por otro lado, están el monte Erciyes de Kayseri y el destino final de Tatvan, que son famosos por sus temporadas de esquí. El tren en es completo y ofrece una variedad de asientos, desde asientos normales hasta literas y camarotes, así como un carro de cáterin.

3 El Karaelmas Ekspresi

Vistas de los icónicos tejados rojos de Safranbolu, Turquía.
Vistas de los icónicos tejados rojos de Safranbolu, Turquía.Türkiye Tourism Promotion and Development Agency (TGA)

Este corto pero agradable viaje en tren de aproximadamente tres horas de duración y cuya reapertura está prevista para abril de 2024 recorre el noroeste de Turquía desde la provincia de Karabük hasta la costa del mar Negro. En cuanto a los lugares de partida, Karabük es una buena opción. La provincia, que se sitúa en una ruta comercial clave de este a oeste, abarca la ciudad de Safranbolu, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y famosa por su influyente arquitectura otomana.

Una vez en el tren, los viajeros podrán disfrutar de una parte particularmente exuberante del país al pasar por maravillas como el bosque Yenice y el cañón Seker. Los historiadores apasionados deberían parar en Filyos para realizar un recorrido por esta antigua ciudad que data del siglo VII a. C. y que se cree que es el lugar de nacimiento de Filetero, quien fundó la dinastía atálida de Pérgamo.

4 El Toros Ekspresi

Los derviches giróvagos de la orden Mevlevi actúan durante una ceremonia de Sheb-i Arus en Estambul, Turquía.
Los derviches giróvagos de la orden Mevlevi actúan durante una ceremonia de Sheb-i Arus en Estambul, Turquía.Emrah Gurel/Copyright 2023 The AP. All rights reserved

Este viaje en tren debería aparecer en los libros de historia. El Toros Ekspresi se inauguró en 1930 como un tren nocturno de alta gama que circulaba por Bagdad e incluso aparece en el capítulo inicial de Asesinato en el Orient Express de Agatha Christie. Hoy en día, su ruta es mucho más corta, ya que circula sólo entre Adana y Konya, y no dispone de vagones dormitorio.

No obstante, eso no le impide seguir siendo un trayecto precioso que sin duda merece la pena recorrer. El trayecto, de aproximadamente seis horas, bordea la meseta de Anatolia y atraviesa los imponentes montes Tauro por túneles excavados en roca caliza, así como la hermosa topografía de la estepa y unos espectaculares puentes y bosques de hojas de color castaño rojizo. Su punto de partida, Konya, es una ciudad que data del año 3000 a. C. y que fue el último hogar de Rumi (fundador de los derviches giradores).

5 El tren Pamukkale Ekspresi

Antigua ciudad de Hierápolis, Denizli.
Antigua ciudad de Hierápolis, Denizli.Türkiye Tourism Promotion and Development Agency (TGA)

Esta pintoresca ruta, que va de norte a sur por el este de Turquía, lleva a los pasajeros por los exuberantes y fértiles paisajes del Egeo entre Eskisehir y Denizli. En este viaje de ocho horas (que será un poco más largo si haces transbordo en el tren de alta velocidad de Estambul a Eskisehir), se atraviesan algunos de los paisajes más remotos de Turquía, puesto que para en las ciudades de Kütahya (visita el Museo de Kütahya para ver ejemplos de la otrora famosa tierra de la región) y Afyonkarahisar.

Una vez en Denizli, vale la pena hacer un transbordo (relativamente) corto a la antigua ciudad de Hierápolis, que está a 17,5 km. Estas antiguas ruinas son famosas por sus aguas termales, las cuales aún pueden ser usadas por los visitantes (ve a la piscina de Cleopatra, una de las más populares). La región era tan fascinante que muchos romanos de la Antigüedad solían marcharse allí para morir. Hoy en día se puede visitar una gran necrópolis llena de tumbas junto con restos de la milenaria ciudad.

Compartir esta noticia