Los temblores de Angela Merkel han tenido consecuencias. La canciller alemana recibió este jueves sentada a la primera ministra danesa Mette Frederiksen para evitar otro episodio de espasmos
Leer artículo completo

Más sobre Noticias