EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El Senado japonés da un paso clave hacia la polémica reforma de las Fuerzas Armadas

El Senado japonés da un paso clave hacia la polémica reforma de las Fuerzas Armadas
Derechos de autor 
Por Francisco Garcia Martin con REUTERS, NHK
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Trifulca en el Senado japonés a causa de la reforma de las Fuerzas Armadas. La oposición del primer ministro Shinzo Abe ha intentado, sin éxito

PUBLICIDAD

Trifulca en el Senado japonés a causa de la reforma de las Fuerzas Armadas. La oposición del primer ministro Shinzo Abe ha intentado, sin éxito, bloquear el voto de la comisión encargada de allanar el camino para acabar con la denominada “cláusula pacifista”.

El texto tendrá ahora que ser votado en sesión plenaria. Y si sale adelante, cosa que nadie duda, el ejército nipón podrá operar fuera de su territorio.

Esta reforma de las fuerzas armadas supone el mayor cambio en materia de Defensa que vive Japón desde la Segunda Guerra Mundial, cuando se decidió que el ejército sólo actuaría en defensa propia y dentro del territorio nacional.

Aprobar las nuevas leyes obligará, además, a modificar la Constitución. Lo único que puede hacer la oposición es sabotear la votación para intentar retrasarla hasta el día 27, fecha en la que concluye el periodo de sesiones, ya que Abe cuenta con una amplia mayoría en la Cámara.

Según las encuestas, la mitad de la población se opone al cambio. Desde que el gobierno anunció su intención, hace meses, la popularidad del primer ministro ha caído en picado y las manifestaciones en contra del ejecutivo se han multiplicado.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

NO COMMENT: La autopista de Tokio se convierte durante tres días en un paso elevado para peatones

Un avión comercial japonés aterriza con humo saliendo del ala

Un accidente de dos helicópteros militares japoneses deja al menos un muerto y siete desaparecidos