Eurocopa de 2016: Hungría bajo la fiebre de los "pantalones de chándal grises"

Eurocopa de 2016: Hungría bajo la fiebre de los "pantalones de chándal grises"
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Es la nueva moda en Hungría: acudir con pantalones de chándal grises al trabajo.

PUBLICIDAD

Es la nueva moda en Hungría: acudir con pantalones de chándal grises al trabajo. El fútbol ha hecho posible lo que ningún partido político ni cualquier otro evento ha sido capaz hasta ahora: unir a los húngaros.

El hecho de que su equipo nacional, después de décadas, juegue en la Eurocopa 2016 y encima, lo esté haciendo muy bien, ha sido toda una motivación.

Euronews, Beatrix Asboth, enviada especial:

“La fiebre futbolística ha inundado todas las capas de la sociedad húngara y grupos de edad. Los jugadores luchan por la victoria en el campo mientras sus compatriotas les siguen en casa en cuerpo y alma. El movimiento conocido como ‘Ve a trabajar hoy con pantalón gris’ representa precisamente eso y se vio inspirado por los pantalones de chándal grises del portero húngaro Gabor Kiraly.”

“No se puede comprar una camiseta de la selección (están agotadas) en ningún sitio, demasiado tarde. Por tanto, se me ocurrió una idea mejor. Si los aficionados se ponen una camiseta de su país, nosotros, los húngaros tenemos un tejido especial que sólo aperece en nuestro equipo”, explica Attila Vizi, el organizador de la campaña.

Los peculiares pantalones de Kiraly, el portero de la selección húngara con 40 años se han convertido en fenómeno viral.

“Para nosotros, los que tenemos que trabajar aquí y no podemos acudir al estadio a animar, ésta es una gran oportunidad para mostrar nuestro apoyo al equipo nacional húngaro”, explica Eszter Varga, trabajadora húngara.

I've got the Euros on in the background. I can't tell you how much I like the fact that Hungary's goalkeeper is… https://t.co/AVwt4kOuyA

— Chris Spinks (@dcspinks) June 22, 2016

Los pantalones grises del guardameta no sólo son una talla más para ganar en comodidad sino que además cumplen ya más de 20 años. Una tradición que tiene mucho que ver con las supersticiones propias del futbolista.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Finalizó la fase de grupos de la Euro 2016

Francia vive una invasión de orugas estimulada por el cambio climático

El Museo Grévin de París intensifica la seguridad ante el aumento del vandalismo climático