Explosión en Cabo Cañaveral durante el lanzamiento de un cohete

Explosión en Cabo Cañaveral durante el lanzamiento de un cohete
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Un cohete espacial Falcon 9 de la compañía aeroespacial privada Space X ha estallado este jueves en Cabo Cañaveral, sin dejar heridos.

PUBLICIDAD

Un cohete espacial Falcon 9 de la compañía aeroespacial privada Space X ha estallado este jueves en Cabo Cañaveral, sin dejar heridos. Varias explosiones se ha dejado sentir en kilómetros a la redonda provocando una gran columna de humo negro.

#SpaceX Falcon 9 rocket carrying the AMOS-6 communications satellite for Spacecom of Israel https://t.co/Cy6fo7vVSdpic.twitter.com/oF3IW9S3VG

— WPEC CBS12 News (@CBS12) 1 septembre 2016

El cohete se encontraba en la plataforma de despegue que Space X tiene junto al Centro Espacial Kennedy, en Florida, donde realizaba una prueba técnica de lanzamiento antes de poner en órbita este viernes un satélite israelí. En un comunicado, Space X califica la explosión de “anomalía” pero reconoce que tanto el cohete como la carga quedaron completamente destruidos.

SpaceX Rocket explodes on launch pad at Cape Canaveral. Smoke and debris seen on radar pic.twitter.com/1K75Yii6Tc

— Todd Yakoubian (@KATVToddYak) September 1, 2016

El emprendedor Elon Musk, el fundador de Tesla, dirige también la compañía Space X, que quiere convertir en líder del transporte espacial privado. También trata de desarrollar nuevos cohetes reutilizables, aunque su sueño es poder llevar humanos a Marte. No es el primer accidente que sufre la empresa. En 2015 otro de sus cohetes sufrió una explosión poco después del despegue.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La cápsula Dragon regresa a la Tierra tras la instalación de un atracadero en la EEI para naves privadas

Space X lanza con éxito la cápsula Dragon

NO COMMENT | Así es el trabajo de búsqueda tras la explosión de la central italiana