This content is not available in your region

La justicia de Arkansas suspende dos de las ocho polémicas ejecuciones previstas antes del final de abril

Access to the comments Comentarios
Por Luis Carballo  con REUTERS
euronews_icons_loading
La justicia de Arkansas suspende dos de las ocho polémicas ejecuciones previstas antes del final de abril

Bruce Ward y Don Davis no morirán en las próximas horas.

El Tribunal Supremo de Arkansas ha suspendido dos de las ocho ejecuciones por inyección letal que ese estado quiere llevar a cabo antes de que termine abril. La razón de las prisas del gobernador de Arkansas para aplicar la pena capital cuanto antes-Ward y Davis deberían haber sido ejecutados ya el lunes- es que a final de mes caduca uno de los tres fármacos utilizados en las inyecciones letales.

Cuatro farmaceúticas han planteado sus preocupaciones sobre cómo el Correcional del estado ha ido adquiriendo Midazolam, utilizando falsos pretextos.

Los críticos de este compuesto químico argumentan que es un sedante, no un anestésico, y no anula completamente el dolor que sienten los condenados. Además, Arkansas no ejecutaba ninguna sentencia de muerte desde 2005. La urgencia del gobernador- y las razones- están generando numerosas protestas en el estado.