EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

EE.UU. acusa a 13 rusos por injerencia electoral en 2016

EE.UU. acusa a 13 rusos por injerencia electoral en 2016
Derechos de autor 
Por Escarlata Sanchez
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El Departamento de Justicia de EE.UU. anunció este viernes la acusación formal de 13 ciudadanos y tres entidades de Rusia por interferir en las elecciones presidenciales de 2016, unas actividades que habrían comenzado en 2014.

PUBLICIDAD

La Justicia de EE.UU. acusa formalmente a 13 rusos por interferir en las elecciones de 2016.

El fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, ha destapado un entramado de conspiradores rusos denominado "Protecto Lakhta" que tenía por objetivo influir en las elecciones desde las redes sociales y páginas web.

Los conspiradores rusos trataron de socavar la confianza en la democracia según el Departamento de Justicia.

"Los acusados llevaron a cabo una "guerra de información" contra Estados Unidos con el objetivo declarado de "generar desconfianza hacia los candidatos y hacia el sistema político en general, declaró Rod Rosenstein, número dos del Departamento de Justicia de EEUU".

Están acusados 13 ciudadanos rusos y tres entidades del mismo país por interferir en las elecciones de 2016. Entre los cargos figuran el fraude digital con el agravante de la suplantación de identidad. Denigrar a la demócrata Hillary Clinton y apoyar al entonces candidato republicano Donald Trump figuraban entre sus operaciones. El texto de imputación explica que el objetivo estratégico del entramado ruso era sembrar la discordia en el sistema político de EE.UU., incluidas las elecciones presidenciales de 2016.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Rusia dará su propia "lista negra" para responder a las sanciones de EEUU

Trump confunde el nombre del médico mientras acusa a Biden de deterioro cognitivo

Biden cierra parte de la frontera de EE.UU. con México para frenar la inmigración irregular