Última hora

Última hora

Prespa, un lago europeo transfronterizo

Leyendo ahora:

Prespa, un lago europeo transfronterizo

Prespa, un lago europeo transfronterizo
Tamaño de texto Aa Aa

Nos encontramos en la región de los lagos de Prespa. El mayor de ellos comparte frontera con tres países: Albania, Grecia y la Antigua República Yugoslava de Macedonia. Esta reserva transfronteriza europea no permite, sin embargo, la libre circulación de personas ni de bienes, ya que las fronteras están cerradas, lo que tiene un impacto negativo en el desarrollo económico de la región. Los habitantes de la parte macedonia creen que las negociaciones para solucionar la disputa sobre el nombre de Macedonia podrían suponer la apertura de la frontera greco-macedonia.

"Estamos en un callejón sin salida. La gente se fue del lugar. Los jóvenes emigraron. Creo que todos nos han olvidado, incluso el mismo Dios. Si se abre esta frontera, entonces habrá algún tipo de movimiento de personas. Aunque tampoco queda mucho en esa parte, el lugar se animará por sí mismo", afirma Boshko Dimovski, vecino de la zona.

"Es un gran problema, especialmente para Prespa, ya que los jóvenes abandonan Macedonia. Esperamos que las cosas sean diferentes, que los jóvenes tengan más oportunidades para montar algo para vivir. Sería muy beneficioso", señala Gzim Osmani, otro lugareño.

Nos dirigimos a Agios Germanos, el primer lugar habitado al otro lado de la frontera con la República de Macedonia. Este pequeño pueblo, afronta grandes retos en el contexto de la crisis económica que sacude Grecia. Nikos Arambazis tiene un restaurante y cree que la apertura de la frontera traería más oportunidades.

"Prespa no puede estar dividida en tres partes. Es un lago. No podemos detener el movimiento del agua ni del aire. ¿Por qué impedir que las personas se muevan? Creo que, en general, será bueno para todos, pero me temo que durante los dos o tres primeros años sería difícil para nosotros o para ellos, hasta que encontremos un equilibrio y veamos cómo nos afecta. Pero si cooperamos, será mejor para todos ", dice Arambazis.

El corresponsal de euronews Borjan Jovanovski explica que: "Esta frontera, herencia de la Guerra Fría, podría finalmente abrirse como resultado de las conversaciones actuales entre Grecia y la República de Macedonia para encontrar una solución a la larga disputa sobre el nombre de Macedonia, lo que además aportaría una perspectiva europea a toda la región".