EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Condena unánime de la violencia en el fútbol tras la muerte de un ertzaina en Bilbao

Condena unánime de la violencia en el fútbol tras la muerte de un ertzaina en Bilbao
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El agente de la policía autónoma vasca falleció en el transcurso de los graves enfrentamientos entre aficionados, que se produjeron en los prolegómenos del partido que enfrentó al Athletic de Bilbao con el Spartak de Moscú

PUBLICIDAD

Condena unánime de la violencia tras la muerte de un ertzaina en Bilbao. El agente de la policía autónoma vasca falleció en el transcurso de los graves enfrentamientos entre aficionados, que se produjeron en los prolegómenos del partido que enfrentó al Athletic de Bilbao con el Spartak de Moscú en la Liga Europa.

Juan María Aburto, alcalde de la ciudad, ha lanzado un contundente mensaje. "Rotundo de condena. De condena de este tipo de circunstancias violentas. Circunstancias violentas organizadas, en torno al mundo del fútbol, que son despreciables y que no podemos dejar pasar sin una condena rotunda pero tampoco sin una reflexión que nos aboque a todos a tomar medidas en este asunto. Ultras, radicales... sean de donde sean, se llamen como se llamen... sobran del mundo del fútbol", declara Juan María Aburto.

Las autoridades españolas se has dirigido a la UEFA para ver qué medidas va a tomar al respecto. Al Gobierno le preocupa el Mundial de Rusia, y ha sugerido actuar con contundencia y aplicar sanciones como las que prohibieron a los equipos ingleses disputar competiciones europeas durante varios años por la violencia de los 'hooligans'.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Un seguidor del Athletic cuenta cómo salió ileso de una "embestida" de ultras rusos

Condena unánime de la violencia en el fútbol tras la muerte de un ertzaina en Bilbao

Putin destituye a Shoigú como ministro de Defensa y a Pátrushev como jefe del Consejo de Seguridad