Última hora

Última hora

Italia: la campaña electoral está acabando como empezó

Leyendo ahora:

Italia: la campaña electoral está acabando como empezó

Italia: la campaña electoral está acabando como empezó
Tamaño de texto Aa Aa

Partidos y coaliciones italianos corren ya la recta final de una campaña electoral, según los analistas, aburrida y de bajo coste. Los sondeos siguen advirtiendo de que ninguno conseguirá los votos suficientes para gobernar en solitario, pero nadie quiere mentar posibles alianzas.

Di Maio insiste en que la verdadera lucha estará entre su partido y la derecha. Asegura que votar al centro-izquierda será inútil.

Son las segundas elecciones legislativas para el antisistema Movimiento Cinco Estrellas, y su candidato, el joven Luigi Di Maio, quiere demostrar que tiene todo listo para liderar el ejecutivo. Intentó presentar su lista de potenciales ministros al presidente Sergio Mattarella, un golpe de efecto muy criticado por sus rivales. Como no lo dejaron, empezó a decir algunos nombres por televisión. Ha anunciado que este jueves dará la lista completa. Cinco Estrellas cuenta con un 29 por ciento de intención de voto.

Tweet de Silvio Berlusconi sobre el establecimiento de un "Plan Marshall" para la gestión de la migración ilegal.

Solo es superado por una coalición, la de Silvio Berlusconi, La Liga y los xenófobos de Hermanos de Italia, con su 37 por ciento. Como él está inhabilitado por una sentencia judicial, quiso presentar al actual presidente del Parlamento Europeo como su primer ministro. Pero Antonio Tajani prefiere quedarse en Bruselas.

Matteo Renzi pregunta en un tweet por las "cosas reales" ausentes en la campaña: sanidad, Europa, seguridad...

Por su parte, en el centro-izquierda, Matteo Renzi del Partido Democrático, con menos partidarios que nunca, se quedaría muy por debajo del 25 por ciento obtenido por su formación en 2013.

Mientras todos se afanan por hacerse con los favores de los diez millones de indecisos, se teme que al final será el presidente Mattarella quien tendrá que elegir al candidato. Por si acaso, Berlusconi ha dejado caer que el año que viene ya podría volver a ser primer ministro.