Última hora

Última hora

Sueñan con subirse a un ferry rumbo a Italia

Leyendo ahora:

Sueñan con subirse a un ferry rumbo a Italia

Sueñan con subirse a un ferry rumbo a Italia
Tamaño de texto Aa Aa

En Grecia, dos fábricas abandonadas en la ciudad de Patras, a unas dos horas y media de Atenas, se han convertido en una especie de "campo de refugiados" para unos 400 emigrantes afganos y pakistaníes, muchos de ellos menores de edad.

Viven a dos pasos del puerto, y tienen una sola idea en mente: saltar a un camión y zarpar rumbo a Italia.

Así es nuestra vida. Yo creo que ni los perros europeos viven así, pero los refugiados afganos sí. ¿Ha visto cómo nos lavamos, cómo dormimos y en qué condiciones tenemos que vivir? Esta situación es un gran problema. Somos seres humanos. Si seguimos así nos vamos a volver locos", dice Wais Rahman, joven afgano refugiado en Patras.

Malviven entre basuras y escombros. Varias oenegés han denunciado los riesgos de un problema sanitario.

"Dos fábricas abandonadas en el centro de Patras se han convertido en refugio para cientos de refugiados y emigrantes. Voluntarios y los servicios de la municipalidad tratan de ayudarles, pero las condiciones de vida siguen siendo intolerables."

La ONG DocMobile tiene que intervenir urgentemente en ocasiones cuando algún refugiado resulta herido tras un percance con un camión. Sandra Stucky es médica voluntaria de DocMobile.

"La mayoría de las veces se trata de casos de lesiones al intentar subirse a los camiones. O cuando saltan y corren por el puerto. A veces son golpeados por la policía o por los vigilantes del puerto.

El cierre de las fronteras de la "ruta de los Balcanes" en marzo de 2016 dejó varados en Grecia a 62.000 migrantes que sólo piensan en salir de Grecia.

A unos pasos del puerto, sueñan con subir a un ferry que les lleve a Italia. Patras, la ciudad griega que ya viene comparándose con la Jungla de Calais, apenas les ofrece los apagados destellos de un espejismo de Europa.

Un reportaje de Apostolos Staikos.