Última hora

Última hora

Tushishvili pone al público georgiano a sus pies en la clausura del Gran Premio de Tiflis de judo

Leyendo ahora:

Tushishvili pone al público georgiano a sus pies en la clausura del Gran Premio de Tiflis de judo

Tushishvili pone al público georgiano a sus pies en la clausura del Gran Premio de Tiflis de judo
Tamaño de texto Aa Aa

En el último día del Gran Premio de Tiflis, el público animó a pleno pulmón a su héroe y el mejor judoca de la jornada. El fenomenal Guram Tushishvili se echó el peso de las esperanzas del país sobre sus hombros y no decepcionó. Después de un Osoto Gari brillante en su primer duelo, superó al holandés Jur Spiijkers con un Sode tsurikomi goshi explosivo. Después volvió a utilizar la misma técnica en semifinales contra su compañero de equipo Levani Matiashvili y se clasificó para disputar el combate por la medalla de oro. En la final, Javad Mahjoub sería su rival y parecía que podría haber sorpresa cuando el iraní ejecutó un gran contraataque sobre Tushishvili sumando un waza-ari para ponerse por delante en el marcador. Pero el georgiano mostró su espíritu de lucha con el que consiguió remontar. Logró derribar a su compañero con una técnica que le otorgó la victoria. El público se volvió loco cuando su héroe se subió al escalón más alto del podio.

Final más de 100 kilos

Guram Tushishvili: "Esperaba que la final fuera muy dura porque conocía muy bien a mi rival. No es la primera vez que peleo contra él. Y él es muy fuerte, por eso fue una final tan disputada. Y tengo que decir que el público me ayudó mucho y quiero dar las gracias a los georgianos por crear un ambiente tan increíble durante la final. Me prepararé todavía mejor la próxima vez e intentaré cometer menos errores."

La campeona de Europa Junior en 2017 Romane Dicko se convirtió en la mejor judoca de la jornada. Superó a la bielorrusa Maryna Slutskaya en la categoría de menos de 78 kilos con un Maki-komi. Así, la adolescente francesa de 18 años sumó un Waza-ari. Después derribó a su rival para terminar el duelo y hacer que la bandera francesa se izara en su nombre por primera vez en el circuito mundial de judo.

Final menos de 78 kilos

Romane Dicko: "Creo que todavía no me doy cuenta de que he ganado la medalla de oro. Quizá lo haga mañana en el hotel. Ahora estoy muy feliz. Cuando mi padre está conmigo me siento mejor porque sé que hay alguien ahí si estoy triste o si tengo que contarle algo, sé que está ahí. Eso es genial."

Con este increíble Osoto gari, Peter Paltchik logró un Ippon y se colgó la medalla de oro en la categoría de menos de 100 kilos. Fue un momento brillante para el israelí que se llevó su segundo título en un Gran Premio y su tercer metal en el circuito mundial de judo.

La ex campeona del mundo Audrey Tcheumeo era la favorita en la categoría de menos de 78 kilos. Anastasiya Turchyn era su rival en la final. Al final la ucraniana sucumbió a la superioridad de la francesa, que se llevó una buena victoria.

Y la mejor técnica del día fue este aparentemente imposible Ura Nage del georgiano Onise Saneblidze. Un Ippon que fue un ejemplo perfecto de velocidad, control e ímpetu.