Última hora

Última hora

Bruselas, capital de Europa, respira aires contaminantes

Leyendo ahora:

Bruselas, capital de Europa, respira aires contaminantes

Bruselas, capital de Europa, respira aires contaminantes
Tamaño de texto Aa Aa

Además de ser la capital de Europa, Bruselas se lleva el "mérito" de ser una de las ciudades más contaminadas de Europa. Esto se debe en parte al alto porcentaje de automóviles diesel en el país.

Un comité de ciudadanos denuncia los riesgos de los polvos finos para la salud: a través de una aplicación, algunos ciudadanos ya tienen en Bruselas un detector que les permite medir la calidad del aire.

Lieving Chemin, de la plataforma de ciudadanos en Bruselas explica a Euronews las consecuencias de la calidad del aire para los más pequeños: "Las personas que viven aquí en Bruselas, cerca de las vías principales, cuando tienen hijos de entre 2 y 5 años de edad experimentarán más bronquiolitis, una irritación crónica de la bronquitis. Los niños menores de 6 años que crecen en la ciudad desarrollarán mucho más asma y una discapacidad pulmonar que permanecerá por mucho tiempo".

Según datos del gobierno regional, cada año la contaminación causa 632 muertes prematuras en la capital belga. Las concentraciones de partículas finas por metro cúbico son casi el doble de las recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Al igual que otras ciudades antiguas, Bruselas se caracteriza por calles estrechas que a menudo están congestionadas por el tráfico. La exposición al polvo fino en los barrios más concurridos es particularmente alta en las horas punta.

"Bruselas es también una ciudad que viaja al trabajo, con muchos coches que vienen de las afueras de Bruselas y de las otras regiones de Bélgica a la capital. Esto tiene que resolverse a nivel federal y no sólo regional en Flandes y Valonia. Así que hay que motivar a la gente para que tome el transporte público o se acerque a su lugar de trabajo y eso es algo que Bruselas no puede hacer sola", ha opinado El experto en calidad del aire en Greenpeace Joeri Thijs.

Sin embargo, la paradoja para una ciudad que acoge a las instituciones de la UE es que la Comisión Europea ha incoado un procedimiento de infracción contra Bélgica por no cumplir la norma comunitaria sobre la calidad del aire.