Última hora

Última hora

Los Alpes, escenario de las tensiones por la inmigración en Europa

Leyendo ahora:

Los Alpes, escenario de las tensiones por la inmigración en Europa

Foto del grupo de extrema derecha francés Generación Identitaria
Tamaño de texto Aa Aa

Las tensiones en torno a la inmigración que se viven en Europa han tenido su reflejo el pasado fin de semana en los Alpes franceses.

Este lunes la policía entró por primera vez en el "Refugio Solidaridad" de Briançon, que ayuda a los inmigrantes que llegan a Francia desde Italia por la difícil ruta alpina. En una operación con un fuerte dispositivo policial

Identificaron a los inmigrantes y se llevaron a uno de ellos para interrogarle, aunque luego lo trajeron de vuelta al refugio.

Era uno de los 30 o 40 inmigrantes que el domingo entraron en Francia escoltados a través del puerto de l'Echelle por un grupo de militantes franceses e italianos.

Además el Tribunal Correccional de GAP va a juzgar a tres de los seis militantes detenidos por participar en esta acción. Se les acusa de "facilitar o intentar facilitar por ayuda directa o indirecta la entrada irregular en Francia de más de una veintena de extranjeros con la circunstancia de que los hechos han sido cometidos en banda organizada".

La operación Defender Europa escandaliza en Francia

Las tensiones comenzaron el viernes, cuando entre los militantes pro derechos de los inmigrantes de Briançon se corrió la voz de que había llegado a la zona un gran grupo de militantes de extrema derecha.

El sábado por la mañana, un centenar de militantes del grupo de extrema derecha Generación Identitaria, subieron al paso de l'Echelle, uno de los más bajos de la frontera alpina y desplegaron una cuidada puesta en escena.

Todos con el mismo uniforme, helicópteros, banderolas y una valla para "visibilizar la frontera" y "declararla cerrada a los inmigrantes". Una cuidada comunicación en varias lenguas de la UE completaron su acción.

"Cuando se quiere se puede: es posible controlar nuestras fronteras. La prueba..."

Este fin de semana, la Asamblea Nacional debatía la ley de inmigración del Gobierno Emmanuel Macron que ha sido aprobada. Incluye algunas restricciones, como la prolongación del periodo de retención, aunque la derecha la considera "inútil".

Según nos comenta una voluntaria del Refugio Solidaridad de Briançon no hubo ningún altercado con los militantes de extrema derecha porque se alojaron en una residencia cerca del paso de l'Echelle y se fueron rápidamente después de organizar la acción, que tuvo un presupuesto de 30.000 euros, según ha declarado uno de sus organizadores al programa Quotidien.

El grupo ya organizó una espectacular acción en el Mediterráneo, fletando el barco C-Star barco para "frenar a los inmigrantes" y a quienes intentan ayudarles.

La respuesta: paso masivo de inmigrantes

El desafío del grupo de extrema derecha provocó numerosas reacciones en las redes sociales. El ministro del Interior Gerard Collomb dijo que no hay que hacer caso a las "gesticulaciones" y a la "bajeza de su operación de comunicación", recordando que sólo las fuerzas del orden tienen el mandato de intervenir en el territorio.

Para Generación Identitaria, el hecho de haber entrado en el centro del debate público, hasta la propia Asamblea Nacional, ya fue una victoria.

Militantes de extrema izquierda italianos y franceses decidieron organizar su propia operación de comunicación, algo más improvisada, y ayudaron a unos 30 inmigrantes a cruzar la frontera, escoltándolos, y no sin algunos enfrentamientos con la policía.

Finalmente consiguieron llegar a Briançon y su "Refugio Solidaridad" pero los enfrentamientos y las tensiones continuaron durante la tarde en la capital de los Altos Alpes.

El ministro del Interior condenó las provcaciones, gesticulaciones y los incidentes" provocados por "grupúsculos de "extrema derecha y extrema izquierda".

Al día siguiente se detuvo a seis de los militantes de extrema izquierda, tres de los cuales serán juzgados, como mencionamos arriba y se interrogó a uno de los inmigrantes.

Por su parte, los militantes de Generación Identitaria siguen publicando imágenes desde los Alpes, en las que aseguran estar "patrullando la frontera".