Última hora

Última hora

El flamenco sin barreras de la compañía de José Galán

El flamenco sin barreras de la compañía de José Galán
Tamaño de texto Aa Aa

En 2010, el bailaor e instructor Jose Galán creó la Compañía de Flamenco inclusivo, que integra en el cuerpo de danza a bailarines discapacitados.

Uno de sus objetivo es usar el flamenco como instrumento de integración sociales. Organizan talleres y cursos con diferentes organismos como la Organización Nacional de Ciegos española, ONCE, y la Asociación de Daño Cerebral Adquirido en Sevilla (DACE).

La compañía integra en sus talleres a ciegos, personas con síndrome de Down y otras discapacidades. José trata de transmitir a sus estudiantes las posiciones básicas del flamenco y el ritmo, con especial atención sobre la improvisación y la expresión personal cada bailarín.

En estos talleres, el baile está orientad como terapia para mejorar su calidad de vida. Así, la danza beneficia de diversas maneras: físicamente, mejorando las condiciones personales, el control de movimientos; cognitivamente, que incluye el desarrollo de la concentración y memoria. También beneficios socioafectivos, impulsando la motivación y el trabajo en grupo, el incremento de la autoestima; y por último emocionales, desarrollando la sensibilidad y la creatividad.

Lola López, una de las participantes, dice que el descurimiento de la compañía ha sido “más que bailar” porque con esta forma de arte puede expresar sus “sentimientos y emociones”, en definitiva “lo que llevo dentro”.

En julio de 2016, Galán recibió el premio Solidarios de la ONCE Andalucía por su compromiso y el desarrollo de sus espectáculos inclusivos, por su esfuerzo en descubrir nuevos talentos y darles una oportunidad.

Desde su fundación en 2010, la compañía ha participado en eventos tan importantes como la bienal de Sevilla, los festivales de flamenco de Luxemburgo y Düsseldorf.
También participan regularmente en eventos internacionales que mezclan arte y discapacidad como el Festival Internacional Escena Mobile de Arte y Discapacidad en Sevilla.
Como dice Galán: “el flamenco es un sentimiento, y sentir no tiene barreras”.