Última hora
This content is not available in your region

Las mujeres de Irlanda del Norte piden la legalización del aborto

euronews_icons_loading
Las mujeres de Irlanda del Norte piden la legalización del aborto
Tamaño de texto Aa Aa

A pesar de que en el resto del Reino Unido el aborto es legal desde hace más de 50 años, las mujeres de Irlanda del Norte se enfrentan a una prohibición total, incluyendo casos de violación, incesto y malformación del feto. Después de que la semana pasada el gobierno de la República de Irlanda comenzara a trabajar en la nueva ley del aborto, las mujeres de Irlanda del Norte piden un cambio y han salido a las calles para protestar. Dicen que es el momento de que las cosas cambien.

Miles de mujeres celebraron en Dublin la amplia victoria del SI en el referendum del sábado pasado sobre la legalización del aborto. Para abortar, las mujeres norirlandesas tienen que subirse a un avión, coger un ferry o arriesgarse a una sentencia de prisión por tomar píldoras abortivas. A comienzos de esta semana el primer ministro irlandés Leo Varadkar ha confirmado que las tres mujeres norirlandesas que viajan cada día para abortar podrán ahora hacerlo en la República. Sin embargo ellas dicen que eso no es suficiente.

Hay mujeres que buscan online medicamentos ilegales para interrumpir el embarazo porque se sienten incapaces de viajar para abortar. Normalmente se trata de mujeres vulnerables, jóvenes, que temen decírselo a sus padres con los que no existe una relación controladora o cohesiva.

Actualmente Irlanda del Norte se encuentra sin un ejecutivo propio desde el año pasado. Algunos se oponen a la intervención del parlamento de Westminster pero aquellos que se han visto afectados por la ley creen que debería hacerlo.

Sara es ahora madre de dos niños pero en 2013 durante su primer embarazo descubrió que el feto tenía una malformación y que no sobreviviría fuera de su vientre. Tuvo que viajar a Inglaterra para interrumpir el embarazo y desde entonces hace campaña para cambiar la ley:

"Deberíamos tener la posibilidad de llevar a cabo el proceso aquí, con los médicos que nos conocen. Con el apoyo de famila y amigos. Subirte en un avión con el sufrimiento de que vas a perder a tu bebé y no saber quién va a llevar a cabo la intervención, es la peor experiencia que se pueda tener. Desafortunadamente no tengo nada para recordar a mi hija porque tuve que abortar, no tengo un lugar en el que visitarla y eso es muy triste. Cuando volví a mi médico de cabecera quise averiguar si era algo herditario ya que se había dado un caso similar en mi familia. Desafortunadamente no era a mi a la que se le tenía que hacer la prueba y fue una situación horrible. A esos bebés no se le da un certificado de nacimiento o de defunción. Simplemente no se les reconoce y es un error".

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.