Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

Mujeres sobre San Fermín: “Piensan que están en su derecho de tocar"

Foto de archivo 2017

Mujeres sobre San Fermín: “Piensan que están en su derecho de tocar"

Mujeres con camisetas negras y pañuelos morados en el 'chupinazo', puede que así algunas recuerden este año el caso de ‘La Manada’ en sanfermines.

Los participantes no olvidan lo sucedido hace dos años, cuando el 7 de julio de 2016, cinco hombres abusaron sexualmente de una joven de 18 años, durante la fiesta más conocida de Pamplona.

REUTERS/Susana Vera

Desde ese día, muchas cosas han cambiado en la sociedad española, pero para que esto sucediese hubo mucho ruido mediático. Casos como el asesinato de Nagore en 2008, así como las imágenes de mujeres siendo manoseadas por hombres en estado de ebriedad en 2014, han ido empañando esta tradición venerada por Ernest Hemingway.

Este año, la festividad tendrá lugar tan solo dos semanas después de que la justicia decretara libertad provisional a los miembros de ‘La Manada’. La resolución, tomada este 21 de junio, ha desencadenado una ola de protestas en España. Bajo el lema “Hermana, yo sí te creo”, millones de personas salieron a las calles para apoyar a la víctima y denunciar la violencia sexual que afrontan las mujeres.

El caso de ‘La Manada’ ha dejado graves secuelas, y el recuerdo de la joven que terminó semidesnuda y fue inmortalizada en los teléfonos de sus agresores permanece, incluso dos años después.

Naiara, Sara, Ana y Paula, cuatro jóvenes pamplonesas de la misma edad que la víctima, cuentan a Euronews cómo se preparan para esta fiesta después de todo lo acontecido.

REUTERS/Susana Vera

Las precauciones las toman ellas

Naiara nunca había tenido miedo de volver sola a casa en una ciudad tan “pequeña” y “segura” como Pamplona. Sin embargo, desde el caso de ‘La Manada’, el ambiente es muy diferente: “Da miedo, porque, por ejemplo, yo ese día volví a casa sola, y lo mismo que le pasó a ella me podía haber pasado a mí”.

El comportamiento de los participantes de estas fiestas ha cambiado después de este hecho, como lo afirma María Silvestre, directora del Deustobarómetro en la Universidad de Deusto. Para la experta, la sociedad está cada vez más consciente de los riesgos que implica “ser mujer y estar de fiesta”.

No quedarse sola en ningún momento, evitar hablar con desconocidos… Las jóvenes pamplonesas reconocen que no les queda más remedio que tomar medidas para protegerse.

“Es triste que se tenga que tomar precauciones, pero intentas volver acompañada a casa o vas por calles que estén iluminadas o por las que pase mucha gente. Intentas hacer todo lo posible para que no te toque a ti”, dice Naiara.

REUTERS/Susana Vera

El caso de ‘La Manada’ ha influido hasta en pequeños comportamientos. Sara, por ejemplo, trata de tener su teléfono cerca todo el tiempo.

El Ayuntamiento de Pamplona también estrenó una aplicación gratuita de teléfono móvil que permite a las mujeres denunciar cualquier tipo de agresión en San Fermín.

'AgreStop/EraStop' tiene tres botones: 'Estoy sufriendo una agresión', que envía una señal automática de geolocalización a la policía municipal, 'Denuncia una agresión', que reporta un acto violento de manera directa con las autoridades, y 'Acompáñame', que comparte la ubicación en tiempo real con las personas seleccionadas por la usuaria.

“Todas hemos sido víctimas”

Tocamientos, insultos, manoseos… las mujeres conocen todo tipo de abusos en este tipo de fiestas.

“No solo yo, sino todas, hemos sido víctimas de tocamientos o actos inapropiados por parte de chicos”, lamenta Naiara.

Paula, por ejemplo, confiesa haber sido objeto de piropos indecentes y manoseos no consentidos: “Yo creo que todo el mundo, no solo en sanfermines, sino en una discoteca o en algún sitio de fiesta, ha sufrido esto y me parece una vergüenza”. La joven considera indignante que este tipo de hechos siga sucediendo hoy en día.

REUTERS/Javier Barbancho

Para Ana, esto se debe a que muchos hombres “piensan que están en su derecho de tocar a quien sea”, por lo que intenta no separarse de sus amigas, ya que cuando está sola, es “cuando peor lo pasa”.

Una revolución social

Pero los delitos sexuales no son algo nuevo en esta festividad. Los nueve días de sanfermines al año registran el 13,41% de las denuncias por violencia sexual recibidas en los últimos 13 años en Pamplona, y según un reciente estudio de la Universidad Pública de Navarra, el caso de ‘La Manada’ podría haber provocado un incremento en el número de denuncias en San Fermín. Cada vez menos mujeres preferirían quedarse en silencio.

“Las mujeres han asumido la fuerza de la denuncia y la sociedad ha reconocido que existe un problema en el ejercicio pleno de la libertad por parte de las mujeres cuya principal causa es el machismo y la desigualdad”, afirma María Silvestre.

Para la socióloga, uno de los principales cambios que ha conocido la sociedad española después del caso de ‘La Manada’ ha sido las movilizaciones y la ocupación del espacio público por parte de las mujeres.

REUTERS/Marcelo del Pozo

Hoy, la libertad condicional otorgada a los condenados no deja de indignar a la opinión pública. “Eso da pie a que la gente haga la mismo si ve que se han salido con la suya”, dice Sara.

Sin embargo, Paula piensa que este caso está sirviendo para cambiar las cosas, puesto que el eco social generado también ha tenido repercusiones positivas: “Estamos viendo cómo por fin la sociedad se está levantando para defender los derechos de la mujer, para evitar que nos maten, para evitar que nos violen”.

“Si la justicia no va a estar de nuestra parte, solo queda unirse e intentar a toda costa que este tipo de cosas no vuelvan a pasar”, avala Naiara, con la esperanza de que las fiestas de este año dejen menos historias tristes que contar.