Última hora

Última hora

Privatizar un carril de la piscina olímpica de Berlín es posible, con mucho dinero

Leyendo ahora:

Privatizar un carril de la piscina olímpica de Berlín es posible, con mucho dinero

Privatizar un carril de la piscina olímpica de Berlín es posible, con mucho dinero
Tamaño de texto Aa Aa

"En la piscina olímpica pública de Berlín, el carril más bonito ha estado cerrado al público durante días por la mañana, para que una persona rica descansase nadando sola ¿Qué es exactamente democracia (o izquierda), @spdberlin, @dielinkeberlin, @gruene_berlin? #Vendidos"

Con este mensaje en Twitter, el reportero de la ZDF Thomas Walde mostró su malestar el miércoles por la mañana por la política de reservas del Balneario Olímpico de Berlín.

A petición de Euronews, un empleado de la piscina de la capital alemana confirmó: "Cualquiera puede reservar su propia pista". Como se puede ver en el reglamento de tasas de la Bäderbetriebe Berlin, el precio total es de 60 euros por hora.

Por las dos horas que se ha reservado el recorrido de 50 metros en la piscina exterior, se deben abonar 120 euros además de la entrada.

Según un portavoz, los operadores de la piscina decidirán sobre la reserva solicitada, teniendo en cuenta la tasa de ocupación prevista. "En aquel momento no había muchos bañistas, nadie se quejó", dijo Martina van der Wehr, portavoz del establecimiento, al diario alemán Berliner Morgenpost.

Precisó que no era posible ir a una piscina repleta de bañistas, y reservar un carril.

¿Puede tratarse de las ganas de nadar de Depeche Mode?

Según la agencia alemana de noticias dpa, la persona que ha alquilado el carril de la polémica en los últimos tres días ha sido el gerente de Depeche Mode. La banda de rock inglesa se encuentra actualmente en la capital alemana para dos conciertos.

Se desconoce cuál de los miembros de la banda utilizó la reserva el miércoles por la mañana, pero muchos usuarios de las redes sociales han reaccionado con sorpresa al descubrir que cualquiera en Berlín puede privatizar una piscina pública a golpe de talonario.