Última hora

Última hora

Un ingeniero advirtió en 2016 de los riesgos de derrumbe del puente en Génova

Leyendo ahora:

Un ingeniero advirtió en 2016 de los riesgos de derrumbe del puente en Génova

Un ingeniero advirtió en 2016 de los riesgos de derrumbe del puente en Génova
@ Copyright :
REUTERS
Tamaño de texto Aa Aa

¿Era el puente Morandi un derrumbe anunciado?, se preguntan los italianos tras el colapso de un viaducto sobre una de las principales autopistas de Génova que ha dejado decenas de muertos atrapados bajo los escombros.

En un artículo publicado en 2016 en la plataforma ingegneri.info, el ingeniero italiano Antonio Brenchich, profesor asociado de Construcción en la Universidad de Génova, alertaba sobre los problemas estructurales de la infraestructura, en particular la degradación del hormigón.

"Los continuos costes de su mantenimiento hacen prever que en pocos años este coste superará los costes de reconstrucción del puente: entonces será el momento de demolerlo y reconstruirlo", auguró hace dos años.

El tramo de 1.182 metros de longitud y una altura de 90 metros se vino abajo en torno a las 12.00 horas locales, cuando una violenta tromba de agua azotaba la zona. La región de Liguria estaba en alerta por tormentas desde la noche anterior al colapso. "Un rayo cayó sobre el pilón y todo empezó a ceder", relata una familia que presenció el derrumbe al diario italiano Repubblica.

"Un puente no puede derrumbarse por un trueno", dijo Brenchich en declaraciones a Radio Capital, reafirmando su análisis de hace dos años. "El puente de Morandi estaba en constante mantenimiento: se veía afectado por problemas de deterioro muy graves relacionados con la tecnología utilizada, patentada por el mismo Morandi y que resultó ser un fracaso".

Reuters

Construido entre 1963 y 1967, con una estructura vagamente parecida a la del puente de Brooklyn, el viaducto recibía todo el tráfico que venía del oeste de Liguria a Génova y conectaba la ciudad con el aeropuerto en dirección a Ventimiglia, la frontera con Francia.

"Cuando fue construido, no fue construido para soportar el tráfico de vehículos tan pesados", señala el ex concejal Gianni Vassallo del Partido Demócrata en una entrevista telefónica con la estación de televisión local Telenord Social.

Los vínculos con un puente derrumbado en Venezuela

"El problema con el puente Morandi es que los anclajes eran de hormigón y no de metal, y en la década de 1960 no esperaban que el hormigón se degradara y luego colapsara", explica el arquitecto genovés Diego Zoppi, miembro del Consejo Nacional de Arquitectos, a la agencia de noticias italiana ANSA. "Con las continuas vibraciones del tráfico, el cemento se agrieta y deja pasar el aire, que llega a la estructura metálica interna y la oxida".

"El ingeniero Riccardo Morandi fue un gran estructuralista, pero con el puente sobre el (río) Polcevera quiso forzar su mano estáticamente", explica Zoppi. "Un puente está sostenido por tirantes metálicos. Morandi, con su gran experiencia en estática, quería hacerlos de hormigón".

Riccardo Morandi, el ingeniero que construyó el puente, también estuvo encargado de la construcción de un puente en Venezuela, sobre la bahía de Maracaibo, que se cayó tras ser golpeado dos años más tarde por un barco de petróleo en 1964. "Un desastre que no se tuvo en cuenta durante el proyecto", escribe el premonitorio artículo de 2016.