Última hora

Última hora

El rescate a Grecia: La economía helena antes y después

Leyendo ahora:

El rescate a Grecia: La economía helena antes y después

El rescate a Grecia: La economía helena antes y después
Tamaño de texto Aa Aa

La economía griega se subió a una montaña rusa tras la crisis financiera mundial de hace una década. Ahora que ha salido con éxito de su programa de rescate de ocho años, Euronews echa un vistazo a cómo le está yendo en comparación con 2010, cuando recibió por primera vez dinero de sus acreedores.

PIB

El PIB o Producto Interno Bruto es uno de los principales indicadores de la salud de una economía. Representa el valor total de lo que el país produjo en bienes y servicios durante un período de tiempo específico.

En 2010, la economía griega tenía un valor de 299.360 millones de dólares (alrededor de 260.000 millones de euros). El año pasado, el PIB ascendió a 200.280 millones de dólares (unos 177.000 millones de euros), según el Banco Mundial.

Tasa de crecimiento del PIB

La tasa de crecimiento del PIB mide la rapidez con la que la economía está creciendo de un período a otro. Si es positiva, significa que la economía está creciendo; y si es negativa, la economía se ha contraído. Un país está en recesión cuando su tasa de crecimiento del PIB se ha contraído durante dos trimestres consecutivos.

Durante el primer trimestre de 2010, la economía griega se contrajo un 1,6%, entrando en una recesión plurianual de la que salió brevemente en 2014 y de nuevo en 2016. El país finalmente se reavivó con una expansión sostenida en 2017, con una tasa de crecimiento anual del 1,4%. En el primer trimestre de 2018 creció un 0,8% y se espera que crezca un 1,9% este año.

Deuda pública en relación con el PIB

La relación entre la deuda y el PIB compara lo que un país debe (su deuda) con lo que produce (su PIB). Si la proporción es superior al 100%, significa que la deuda del país es mayor que su PIB.

Según Eurostat, la deuda pública en relación con el PIB de Grecia ascendió al 146,2% en 2010 y desde entonces se disparó hasta alcanzar el 178,6% en 2017. Es el índice más alto de la UE, muy por delante del segundo país más endeudado, Italia, cuyo ratio deuda/PIB fue del 131,8% el año pasado. La media de los 19 países de la zona del euro se situó en el 86,7%.

Saldo presupuetario

Dependiendo de si sus ingresos exceden sus gastos o no, un gobierno puede tener un déficit presupuestario o un superávit.

En la Unión Europea, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento exige que los países mantengan su déficit por debajo del 3% de su PIB. Si no logran alcanzar ese nivel, quedan bajo la vigilancia de la UE y deben cumplir las decisiones de la Unión sobre la mejor manera de hacer frente a la deuda.

Grecia tuvo un déficit presupuestario del 10,6% en 2010, pero se jactó de un superávit del 0,8% el año pasado. Ahora es uno de los 12 Estados miembros de la UE que tiene superávit, junto con Alemania, Dinamarca y Suecia.

Malta, España y Portugal se encuentran en la parte inferior de la clasificación de la UE, con déficits del 3,9 %, el 3,1 % y el 3,0 %, respectivamente.

Desempleo

En abril de 2010, la tasa de desempleo de Grecia se situaba en el 12%. En mayo de 2018, el 19,5% de la población activa del país estaba desempleada, su tasa más baja desde septiembre de 2011.

Los años de austeridad llevaron a un aumento del desempleo en Grecia, con un máximo histórico del 27,9% registrado en septiembre de 2013.

Los jóvenes se vieron afectados de manera desproporcionada. En febrero de 2013, la cifra récord de desempleados era del 60,2%. El pasado mes de mayo hubo un 39,7%.