Última hora

Última hora

¿Cuáles son los países más caros y más baratos de la UE?

Leyendo ahora:

¿Cuáles son los países más caros y más baratos de la UE?

¿Cuáles son los países más caros y más baratos de la UE?
Tamaño de texto Aa Aa

Bulgaria es el país más barato de la Unión Europea en bienes y servicios de consumo y Dinamarca es el más caro, según el nuevo índice de nivel de precios de Eurostat, la oficina de estadística europea.

Los datos, que estudian precios de productos y servicios como la alimentación, la educación, la sanidad y la vivienda, muestran que Bulgaria era el país más barato del bloque en 2017, con precios un 56 % inferiores a la media de la UE.

Rumanía es el segundo país más barato, con precios un 52 % inferiores a la media, seguido de Polonia, Hungría y Lituania.

En el otro extremo de la escala, los niveles de precios en Dinamarca y Luxemburgo estaban más de un 41% por encima de la media de la UE, mientras que Suecia, Irlanda, Finlandia y el Reino Unido también se encontraban entre los países más caros.

Eurostat también ha separado algunos de los bienes y servicios más demandados: Dinamarca fue el Estado miembro más caro en restaurantes y hoteles, alimentación, ocio y cultura, transporte y equipamiento doméstico.

Mientras, Irlanda tuvo los precios más altos para el alcohol y el tabaco; Luxemburgo para la vivienda, el agua, la electricidad y el gas; Grecia para las comunicaciones; y Suecia para la ropa y el calzado.

Para hacerse une idea más clara del impacto del índice, lo hemos cruzado con los datos del salario mínimo (en los países en los que hay datos disponibles).

A primera vista el nivel de precios coincide con los salarios.

Luxemburgo presenta el salario mínimo mensual medio más alto de los países de la UE en 2017 con casi 2.000 euros, mientras que Bulgaria y Rumanía tenían el más bajo.

Los datos también sugieren que, en relación con el salario mínimo, los luxemburgueses podrían gestionar más cómodamente los gastos que los búlgaros o rumanos. El nivel de precios en España también supera al del salario mínimo. Francia y Alemania tienen un nivel de precios alto pero su salario mínimo también está entre los más altos.

Otro dato importante: los costes laborales en la UE son también muy dispares. En 2017 Dinamarca tuvo los costes laborales por hora más altos (42,50 euros) y Bulgaria tuvo los más bajos (4,90 euros), seguida de Rumanía (6,30 euros).

España está cerca de la media europea con 21,2 €.

Sin embargo, si nos fijamos en la evolución del índice de precios en los últimos años, vemos cómo se ha disparado especialmente en Rumanía y Bulgaria, desde su entrada en la Unión Europea y en el euro, aunque desde entonces el índice se ha estabilizado.

La República Checa, que no adoptó el euro cuando entró en la Unión en 2004 también ha visto cómo se disparaban los precios.