Última hora

Última hora

Chemnitz, viaje al epicentro de las protestas de la ultraderecha alemana

Leyendo ahora:

Chemnitz, viaje al epicentro de las protestas de la ultraderecha alemana

Chemnitz, viaje al epicentro de las protestas de la ultraderecha alemana
Tamaño de texto Aa Aa

Al grito de "somos el pueblo", la ultraderecha ha vuelto a manifestarse en Chemnitz para protestar contra política migratoria de Angela Merkel, aunque esta vez sin incidentes.

En esta localidad alemana, el pasado fin de semana, la muerte de un joven, apuñalado presuntamente por un demandante de asilo, dio pie a ataques contra personas de aspecto extranjero en plena calle. Un sirio y un iraquí son sospechosos del homicidio. Un día después, hubo una veintena de heridos en enfrentamientos entre activistas de izquierda y manifestantes ultraderechistas.

REUTERS/Hannibal Hanschke
Participantes en la manifestación de ChemnitzREUTERS/Hannibal Hanschke

La nueva concentración del jueves tuvo lugar muy cerca del lugar en el que el jefe del gobierno de sajonia trataba, a esa misma hora, de calmar los ánimos de la población. Michael Kretschmer, miembro de la CDU de Merkel, pidió un minuto de silencio por la víctima del fin de semana.

"Estos últimos días he hablado con personas en Chemnitz que sienten que están siendo tratadas injustamente. Muchos me dijeron: 'no todos somos extremistas ni de extrema izquierda'. Y yo quiero decirles que lo sé", señaló Kretschmer.

En la reunión, a la que también acudió la alcaldesa Barbara Ludwig y parte del gobierno regional, hubo aplausos, pero también abucheos.

Chemnitz, epicentro de la movilización contra los demandante de asilo

Lo ocurrido ha convertido a esta localidad sajona, en la antigua Alemania del este, en epicentro de la movilización contra los demandante de asilo en el país y contra la política de acogida de Angela Merkel.

"Todos los días vemos personas ancianas, a jóvenes pobres, alemanes, y cuando vemos todo lo que obtienen esos demandantes de asilo... No quiero decir nada más. Pero no es sorprendente que la gente explote", dice un participante en la manifestación.

Entretanto, resurgen en Alemania los viejos fantasmas del pasado. La policía, además de mostrarse desbordada durante los últimos días, ha sido acusada de colusión con la ultraderecha, al igual que algunos miembros de la justicia local.

Un empleado del ministerio sajón de justicia ha sido suspendido después de filtrar documentos confidenciales sobre la invetigación del homicidio, con la intención, dijo, de destapar lo que ocurre porque los medios "manipulan" y "mienten" a la población. La ultraderecha lo ha felicitado como a un héroe.

REUTERS/Wolfgang Rattay

Entretanto, las imágenes de persecuciones a extranjeros y los saludos nazi que se vieron el fin de semana han creado un clima de miedo entre los inmigrantes.

"Estoy asustado -asegura un inmigrante sirio-. Hay demasiados alemanes ultraderechistas en las calles. Espero que todo vaya bien".