Última hora

Última hora

La UE, con el dedo en el botón nuclear: ¿De qué se acusa a Hungría?

Leyendo ahora:

La UE, con el dedo en el botón nuclear: ¿De qué se acusa a Hungría?

La UE, con el dedo en el botón nuclear: ¿De qué se acusa a Hungría?
Tamaño de texto Aa Aa

El Parlamento Europeo vota el miércoles un proyecto de moción para poner en marcha el artículo 7 de los Tratados de la UE, el "botón nuclear" de la suspensión de Hungría por sus violaciones de los derechos humanos y las libertades democráticas.

El primer ministro húngaro Viktor Orbán, se dirigirá el martes a los eurodiputados en Estrasburgo durante el debate sobre el informe Sargentini, que acusa a su partido de socavar los valores de la UE.

Si se aprueba, el artículo 7 podría llevar a que se suspendiera el derecho de voto de Budapest; sin embargo, todos los Estados tienen que votar a favor por unanimidad para que se ponga en marcha.

La eurodiputada holandesa del grupo de los Verdes Judith Sargentini, que elaboró el informe, acusa al gobierno de Orbán de representar una "amenaza sistémica" a los principios fundamentales de la UE y obligó a sus compañeros de escaño a apoyar su recomendación de lanzar el Artículo 7.

¿De qué acusa se acusa a a Budapest en el "Informe Sargentini"?

1) Abusos a los inmigrantes

El informe Sargentini cita las preocupaciones de los responsables de la ONU y del Consejo de Europa por el aumento de las denuncias de solicitantes de asilo y migrantes por parte de las autoridades fronterizas en Hungría, que reportan haber sufrido abusos.

También destaca las medidas fronterizas y legislativas más restrictivas, incluido el acceso a los procedimientos de asilo.

2) Restricciones a la libertad de prensa

Según Sargentini, el actual marco legislativo húngaro no garantiza plenamente una prensa sin censura y sin obstáculos a la libertad de informar.

El informe dice que las enmiendas a la ley de libertad de información restringen los derechos para acceder a la información sobre el gobierno.

Cita el de las elecciones de 2018, en las que el partido Fidesz de Orban salió victorioso. Tras la victoria la revista húngara Figyelő publicó una lista de 200 personas tachadas de "mercenarios" a sueldo de George Soros que querían "derrocar al gobierno". Entre ellos había miembros de grupos de derechos y ONG, así como periodistas de investigación.

3) Corrupción y conflictos de intereses

El informe asegura que los diputados húngaros deberían informar de los conflictos de intereses y esto debería ir acompañado de una obligación más firme de presentar declaraciones de patrimonio.

Cita una investigación de la OLAF de 2016 y 2017, que encontró "graves irregularidades" y "conflictos de intereses" durante su investigación sobre 35 contratos de alumbrado público concedidos a una empresa controlada por el yerno del Primer Ministro húngaro de la época.

También pide que se impongan sanciones en caso de declaraciones de bienes inexactas.

4) Insuficiente privacidad y protección de datos

El informe Sargentini recuerda que el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas denuncia que las leyes húngaras sobre la vigilancia secreta con fines de seguridad nacional permiten la interceptación masiva de las comunicaciones.

La diputada añade que el país no ofrece una protección adecuada contra la "injerencia arbitraria en el derecho a la intimidad".

5) 'Actitudes estereotipadas' hacia las mujeres

El informe cita los comentarios de abril de 2018 del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en los que se afirma que las "actitudes patriarcales estereotipadas" siguen prevaleciendo en Hungría con respecto a la posición de la mujer en la sociedad.

También subraya los comentarios discriminatorios de figuras políticas contra las mujeres y el hecho de que el Código Penal húngaro no protege plenamente a las mujeres víctimas de la violencia doméstica.

6) Preocupaciones sobre el sistema electoral

El informe cita una declaración de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) sobre las elecciones de abril de 2018, que señalaba que el acceso a la información y las libertades de los medios de comunicación para informar sobre la campaña estaban restringidos.

Añadió que la cobertura de la campaña en los medios de comunicación era amplia, aunque muy polarizada y carente de análisis crítico.

7) Cuestiones constitucionales

El informe Sargentini expresa su preocupación por el proceso de elaboración de la Constitución en Hungría, debido a su falta de transparencia, "la ausencia de consultas sinceras y la insuficiente participación de la sociedad civil".

La Constitución de Hungría ha sido enmendada seis veces desde su entrada en vigor en 2012 y el gobierno húngaro ha llevado a cabo varias consultas nacionales en los últimos años, incluyendo una titulada "Paremos Bruselas" en 2017 y otra contra el llamado "plan Soros".

El gobierno húngaro afirma que la UE está vengándose del país con el informe Sargentini porque Budapest está en contra de las cuotas migratorias del bloque.

Orbán ha tildado el documento de "informe Soros", y un miembro de Fidesz dijo que era un ataque de las ONG de Soros lleno de "mentiras cualificadas".