Última hora

Última hora

La inmigración y los nacionalismo incencian el debate sobre el Estado de la Unión

Leyendo ahora:

La inmigración y los nacionalismo incencian el debate sobre el Estado de la Unión

La inmigración y los nacionalismo incencian el debate sobre el Estado de la Unión
Tamaño de texto Aa Aa

Dicen que al discurso de Juncker le ha faltado pasión.

Ha hecho propuestas sobre inmigración, para reforzar el control de las fronteras externas, pero desde la bancada socialista le han exigido acción.

"Decimos que lo que ha ocurrido este verano en el Mediterráneo es un escándalo, que ver a la gente muriéndo ahogada es terrible, que la UE ya no tiene puertos seguros por culpa del gobierno italiano", ha dicho Udo Bullman, eurodiputado socialista alemán. "Pero esa es precisamente la función del presidente de la Comisión".

El debate se encendió cuando se abordó el auge de los nacionalismos. El líder de los liberales, respondió así a los propositos de un eurodiputado ultraconservador polaco: "Usted dice que pertenece a un mundo diferente al del Sr. Juncker, muy bien", dijo Guy Verhofstadt. "Pero deje de decir cosas absurdas en un continente que suma 20 millones de muertos y de víctimas como conscuencia de un nacionalismo y un populismo similar al que usted defiende hoy".

El brexit no podía faltar a la cita. Y Manfred Weber, aspirante conservador a suceder a Juncker al frente de la Comisión, lanzó una advertencia a Reino Unido. "Londres no consigue darnos una respuesta clara. Por lo tanto, la UE está unida y Londres tiene un problema", concluyó.