Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

El director de la BfV alemana cuestiona la credibilidad de unas imágenes de extrema violencia

El director de la BfV alemana cuestiona la credibilidad de unas imágenes de extrema violencia
Tamaño de texto Aa Aa

El director de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV) ha provocado una gran controversia en Alemania al poner en duda la autenticidad de las imágenes de un video que parece mostrar "una cacería de inmigrantes" por parte de radicales de extrema derecha.

Por un lado, el ministro del interior Horst Seehoffer, defendió constantemente al jefe de los agentes secretos diciendo que no había hecho nada malo.

Por otro, los socialdemócratas que forman la coalición de gobierno con Angela Merkel están completamente unidos ante el hecho de que Maassen debe ser destituido

Y en el medio la canciller alemana, Angela Merkel, presionada por ambas partes presionan para que se posicione de un lado o de otro.

Recientemente Maassen cuestionó la credibilidad de los videos que mostraban una violencia extrema en Chemnitz y al declarar esto no sólo fue acusado de no condenar la violencia sino que también contradijo las palabras de Angela Merkel que había condenado las acciones que se mostraban en estos videos.

A Maassen también se le acusa de haber proporcionado información secreta sobre el extremismo a miembros del partido político de extrema derecha, Alternativa para Alemania, algo que él niega pero que algunos miembros de la formación afirman.

Todo esto está dando la impresión de que Maassen tiene algunas alianzas políticas poderosas, las cuales parecen estar permaneciendo neutrales.

Angela Merkel se reunirá con los líderes de la CDU y los socialdemócratas esta tarde para determinar qué sucederá con Maassen.

Para muchos, incluyendo a los socialdemócratas la destitución de Maassen ya se ha retrasado demasiado, pero con la posición de Seehofer de mantenerle en su puesto, la conclusión de la reunión de hoy y cualquier decisión que se tome sobre su futuro parece que será el resultado de un juego de poder entre los partidos político que gobiernan en Alemania.