Última hora

Última hora

Almaty se viste de cine con un Festival dedicado a las coproducciones

Leyendo ahora:

Almaty se viste de cine con un Festival dedicado a las coproducciones

Almaty se viste de cine con un Festival dedicado a las coproducciones
Tamaño de texto Aa Aa

Estrellas y glamour, protagonistas de un nuevo festival de cine de la ciudad kazaja de Almaty. Las películas a competición son coproduciones entre varios países. Con este evento Almaty se propone como una localización para rodajes. De hecho esta ciudad, tiene una relación muy estrecha con el séptimo arte, porque el 80 por ciento de las películas rodadas en la antigua Unión Soviética se produjeron aquí, en los estudios Sowiet, Moslim y Lenfilm, que se trasladaron de Moscú a Almaty, tras la II Guerra Mundial.

El Festival se abrió con Ayka de Sergey Dvorstsevoy, un realizador ruso nacido en Kazajistán. Trata de una mujer kirguís que trabaja ilegalmente en Moscú y abandona a su hijo recién nacido. Su protagonista Samal Yeslyamova obtuvo el premio a la mejor actiz en Cannes este año.

Según Sergey Dvorstsevoy, su "película encaja perfectamente en este festival porque es una coproducción entre Alemania, Polonia, China, Rusia y Kazajistán. Este festival está centrado en coproducciones y quiero respaldar esta idea con el fin de fomentar la industria cinematográfica local y hacerla atractiva".

Mi película encaja perfectamente en este festival porque es una coproducción entre Alemania, Polonia, China, Rusia y Kazajistán. Este festival está centrado en coproducciones y quiero respaldar esta idea con el fin de fomentar la industria cinematográfica local y hacerla atractiva

Sergey Dvortsevoy Realizador

Este año entre los miembros del jurado figuraba la actriz Nastassja Kinski y el productor francés Pierre Spengler, conocido por haber producido las primeras películas de "Superman". Para Spengler, "en los festivales internacionales de una talla un poco menor que Cannes o Berlín, se crean contactos mucho más personales y se desarrollan muchas cosas. Gracias a todo eso se crean coproducciones y esa es precisamente la vocación de Almaty. Me parece muy interesante", añadió.

Uno de los objetivos, según explicó Ernar Kerumashev, mánager del festival, es posicionarse en Asia Central: "Nos interesa mucho la coproducción porque somos un mercado muy pequeño en la industria cinematográfica y si coproducimos con otros países podemos desarrolarnos en el mercado, ya que nuestros vecinos: Rusia y China, representan un mercado enorme".

Se organizaron asimismo, varios encuentros de negocios y talleres de trabajo. Rob Minkoff, que catapultó a la fama películas como "El Rey León", "Suart Little" o "Las aventuras de Peabody y Sherman" estuvo a cargo de uno de los talleres. El realizador californiano no sólo ha rodado filmes de animación, también ha dirigido películas de acción. Según él el rol de director en estos géneros es muy distinto. "La mayor diferencia es que en los dibujos animados se trabaja realmente con todos los artistas de forma individual, mientras que en las películas de acción real, se reúne a todo el grupo y trabajas con ellos como si fueras un director de orquesta", dice.

¿Qué debe tener un proyecto cinematográfico para atraer a un máximo de coproductores internacionales?. Akan Satayev, presidente del festival es asimismo realizador y para él, "lo fundamental es que la película tenga un guión fuerte. La historia debe ser también universal, internacional y comprensible para todos los públicos en cualquier país".

« Businessmen", dirigida por Satayev se desarrolla en los 90 durante la crisis económica de Kazajistán. Es la historia de tres amigos, tres jóvenes empresarios dispuestos a sarcificar muchísimas cosas con tal de tener éxito. La cinta clausuró el Festival de Cine de Almaty este año.

Más de cinema