Última hora

Última hora

Un viaje desde el infierno en busca de la aceptación de Europa

Leyendo ahora:

Un viaje desde el infierno en busca de la aceptación de Europa

Un viaje desde el infierno en busca de la aceptación de Europa
Tamaño de texto Aa Aa

Escuchar a Olajumoke explicar la diferencia entre tener y ser es una experiencia emocionante, especialmente porque su familia, de Nigeria, se quedó con muy poco después de sobrevivir la travesía desde Libia y llegar a Europa.

Ahora están empezando de cero, pero están agradecidos por ello. "Tenemos un buen alojamiento, alimentación. No nos falta nada", describe Oluwaseyi Adeniran.

La familia ha estado viviendo en un apartamento modesto pero cómodo cerca del centro de Valencia, proporcionado por una ONG mientras esperan a que se procese su solicitud de asilo.

Para quienes ayudan a los recién llegados, ofrecerles una oportunidad real de vida en Europa implica integrarlos en la sociedad, y ese es el verdadero desafío. Para Marta Albiol, de ACCEM, "no solo debemos salvar sus vidas, sino que debemos dar un paso más y aprender cómo podemos convivir. Y ahí es donde podemos enfrentar dificultades porque cada persona es un mundo y en España, como en cualquier otro país, tenemos que trabajar en ciertos aspectos para educar a las personas en que todos somos iguales y que la diversidad nos enriquece, no nos resta".

No todo el mundo está de acuerdo en que Europa se beneficiará de la diversidad que los migrantes y refugiados aportan al continente. Pero entre los que llegan, hay algunos decididos a demostrar que están ansiosos por tener la oportunidad de contribuir a una versión mejor de Europa. Olajumoke Ajayi, asegura que quiere "unirse a los grupos de derechos humanos. Me gustaría colaborar en la ONU, apoyar a Cáritas u otras organizaciones porque conozco a más personas. Incluso dentro de 10 años, más personas seguirán estando en mi situación. En el lugar donde estoy ahora. Entonces me gustaría ayudar al gobierno a que apoye a los desesperados".

Si Olajumoke puede o no devolver a Europa parte las cosas buenas que han recibido, dependerá de que Europa los acepte primero a ella y a su familia.