Última hora

Última hora

Urnas, porras e insumisión: cronología del 1-O

Leyendo ahora:

Urnas, porras e insumisión: cronología del 1-O

Urnas, porras e insumisión: cronología del 1-O
Tamaño de texto Aa Aa

Una larga noche de movilizaciones callejeras y ocupaciones de colegios precedió a la jornada del 1 de octubre de 2017 en Cataluña. A pesar de que la Justicia había tachado de ilegal la consulta y había ordenado que todos los colegios estuviesen cerrados a las seis de la mañana, la Policía autonómica catalana solo precintó unos pocos centros y, en la mayoría de los casos, se limitó a levantar acta de lo que allí sucedía y a marcharse.

La Generalitat proclama un censo universal

Poco antes de las ocho, la Generalitat cambió las reglas del juego y proclamó un censo universal para permitir que más de cinco millones de ciudadanos pudieran votar en cualquier colegio. La Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra se desplegaron para impedir la apertura de los centros de voto.

Primeras escenas de tensión a la apertura de los centros de voto. Puigdemont vota por sorpresa

Cuando estos abrieron, a las nueve, comenzaron las primeras escenas de tensión. En San Julià de Ramis, donde iba a votar Carles Puigdemont, se produjeron las primeras cargas.

Ante esta situación, el entonces presidente de la Generalitat vota por sorpresa en una mesa que no le correspondía de un colegio de Conrellà del Terri, también en Girona.

El Ministerio del interior anuncia que ha desactivado el censo universal y el Gobierno de Mariano Rajoy habla de "bochorno electoral". Poco antes de la once de la mañana, la Generalitat asegura que se han constituido el 73 % por ciento de las mesas.

Las redes sociales muestran las cargas policiales

Mientras tanto, las imágenes de las cargas policiales y de las personas que tuvieron que ser atendidas por los sanitarios corren como la pólvora por las redes sociales. A las tres menos diez de la tarde, el Govern afirma que 337 personas han resultado heridas en las cargas policiales. Desde el gobernante Partido Popular, replican que el Ejecutivo autonómico es el único responsable de la situación.

Observadores internacionales pagados por la Generalitat tomaban nota de lo que estaba o curriendo.

La jornada se hizo eterna para los agentes del orden, que tuvieron que multiplicarse ante la falta de colaboración de la Policía autonómica. Los sindicatos policiales anuncian acciones contra los Mossos por su actuación, que califican de escandalosa. Agentes de la Guardia Civil y de los Mossos se encaran en varios colegios.

La vida se detiene en Cataluña: teatros cerrados y partidos suspendidos

Mientras tanto la vida se detiene. Los teatros de Cataluña suspenden sus funciones. Se suspenden los partidos de las federaciones catalanas de fútbol y baloncesto. El encuentro de primera división entre el Barcelona y Las Palmas se juega a puerta cerrada. Algunos jugadores, como Gerard Piqué, se muestran consternados.

Aunque los Gobiernos de la UE respaldan sin fisuras a España, los ciudadanos europeos contemplan consternados las imágenes de las cargas policiales: según los cómputos de la Generalitat, más de ochocientas personas resultaron heridas, un número puesto en entredicho desde Madrid, ya que se llegaron a contabilizar a personas que habían mostrado ansiedad al ver las cargas policiales en televisión. Treinta y cuatro policías y guardias civiles requirieron asistencia médica.

Tras el cierre de los colegios, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defiende ante la prensa la actuación del Ejecutivo. Desde las filas independentistas, se proclama que Cataluña se ha ganado el derecho a tener un Estado independiente.