Última hora

Última hora

El combate de la Eurocámara para evitar que se criminalice la ayuda humanitaria

Leyendo ahora:

El combate de la Eurocámara para evitar que se criminalice la ayuda humanitaria

El combate de la Eurocámara para evitar que se criminalice la ayuda humanitaria
Tamaño de texto Aa Aa

Más de un voluntario ha sido acusado de traficar con seres humanos por ayudar a los migrantes.

Una de esas personas es Salam Aldeed, fundador de la ONG danesa Humanity. Fue arrestado por las autoridades griegas en Lesbos en junio de 2016.

Tras haber sido declarado inocente, defiende la labor de los voluntarios. "Al principio no conseguían manejar la situación. Había tantos barcos, 200 al día", explica Aldeen. "Los voluntarios estaban allí dándolo todo para ayudar. Si no hubiera sido por ellos no sé como habría sido esta crisis. Hubiera sido un infierno".

La legislación europea establece que los estados miembros deben procesar a cualquier persona que facilite la entrada, el tránsito o la residencia irregular de los migrantes. Pero contempla execepciones para los casos de asistencia humanitaria. Y el problema reside en que cada estado lo intepreta a su manera.

Desde el Parlamento Europeo piden que se armonice y se clarifique la legislación. "Hay un problema sobre lo que incluye la ley, sobre cuáles son los criterios para evaluar una situación y sobre cómo se interpretan", afirma la eurodiputada británica Jean Lambert, del grupo de Los Verdes. "Y es por ello que desde el Parlamento pedimos a la Comisión Europea que fije reglas claras, para evitar que se criminalice la asistencia humanitaria".

Último ejemplo de esta criminalización: el alcalde del pueblo italiano de Riace ha sido acusado de favorecer la inmigración ilegal por facilitar vivendas a los recién llegados.

La Eurocámara también pide apoyo para las autoridades locales que se encuentran en primera línea .