Última hora

Última hora

La economía de Reino Unido se bate entre el optimismo y el pesimismo frente al Brexit

Leyendo ahora:

La economía de Reino Unido se bate entre el optimismo y el pesimismo frente al Brexit

La economía de Reino Unido se bate entre el optimismo y el pesimismo frente al Brexit
Tamaño de texto Aa Aa

La economía británica puede mirarse en este momento como un vaso medio lleno...o medio vacío. Los últimos datos de la agencia de estadística del país reflejan que el PIB del Reino Unido no consiguió crecer en agosto, sin embargo, también muestran un aumento del 0.7% si se toman en consideración los tres meses que preceden al más caluroso del año, superando todos los pronósticos.

Y es que los bolsillos de los ingleses son sensibles a la temperatura. El fío y el duro y largo invierno atenuaron el crecimiento a principio del año. Con la llegada del verano, la ola de calor fortaleció el dominante sector servicios y contribuyó al aumento de los proyectos de construcción que, de alguna manera, habían quedado paralizados en invierno.

Pero el tiempo no es el único que afecta a la economía británica...el brexit es, con diferencia, el factor más importante.

El Fondo Monetario Internacional advirtió de las consecuencias negativas que un Brexit sin acuerdo tendría para la Unión Europea y el Reino Unido. La entidad ha pronosticado un crecimiento de poco más del uno por ciento este año. Además, aseguró que la salida podría llevar a una fragmentación de los mercados europeos.

El Gobierno británico aseguró que hasta 5000 puestos de trabajo del sector financiero podrían perderse antes del Brexit. Los empresarios de el continente no ocultan su precupación, y el líder de la Federación Alemana de Industria, Joachim Lang, calificaba de "desastre" una hipotética salida sin acuerdo: "Europa debe prevenir el peor escenario. Una separación del Reino Unido y la Unión Europea sin un acuerdo de salida y una transición sin aclarar el futuro de sus relaciones es todavía posible, y es una situación preocupante a pocos días de la cumbre de la UE, que es realmente crucial. Sería un desastre que esto ocurriera el 29 de marzo."