Última hora

Última hora

La Sagrada Familia tendrá que pagar por 130 años de construcción ilegal

Leyendo ahora:

La Sagrada Familia tendrá que pagar por 130 años de construcción ilegal

La Sagrada Familia tendrá que pagar por 130 años de construcción ilegal
@ Copyright :
Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Tras más de un siglo de construcción sin licencia de obra, la Sagrada de Familia, obra cumbre del arquitecto Antoni Gaudí y una de las principales atracciones turísticas de Europa, tendrá que compensar a la ciudad de Barcelona por su prolongada situación irregular.

El templo ha acordado pagar a la capital de Cataluña 36 millones de euros en diez años para contribuir a los gastos municipales que genera, a cambio de recibir las licencias de construcción de las que hasta ahora carece.

Después de dos años de negociaciones, el Ayuntamiento de Barcelona y la Junta Constructora de la Sagrada Familia anunciaron el jueves que han cerrado un acuerdo que regulariza la construcción del templo, que comenzó en 1882 y aún sigue inacabada.

La Sagrada Familia es el monumento más concurrido de Barcelona, con 4,5 millones de visitas anuales al interior y alrededor de 20 millones que la observan desde fuera, un flujo que genera problemas de masificación en su entorno inmediato.

Así, la aportación económica del templo contribuirá a los gastos municipales de urbanización, movilidad y mantenimiento en el entorno de la famosa iglesia, uno de los iconos mundiales del estilo arquitectónico modernista.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, subrayó hoy en rueda de prensa que se trata de un "acuerdo histórico", no solo porque "resuelve la anomalía" de que el monumento más visitado de la ciudad se esté haciendo sin licencias, sino "sobre todo por la corresponsabilidad en el encaje" de la Sagrada Familia en la ciudad que asumen ambas instituciones.

Lee: ¿Existe una alternativa al turismo de masas?

El Ayuntamiento se ha comprometido a tener aprobado un plan urbanístico que permita a la Sagrada Familia obtener la licencia de obras en el primer trimestre de 2019 y así regularizar la situación de la parte construida, explicó Colau.

Sobre el dinero que aportará la Sagrada Familia, la alcaldesa explicó que 22 millones de euros se destinarán a mejorar el transporte público a partir de 2019, y otros siete millones servirán para financiar un acceso subterráneo al recinto del templo desde la línea 2 del metro.

Otros cuatro millones se emplearán en la urbanización de las calles que rodean la basílica, y tres millones -300.000 euros anuales- serán para mejorar espacio público y colaborar en su limpieza.