Última hora

Última hora

Nueva advertencia a Rumanía por su deriva legislativa

Leyendo ahora:

Nueva advertencia a Rumanía por su deriva legislativa

Nueva advertencia a Rumanía por su deriva legislativa
@ Copyright :
REUTERS/Vincent Kessler
Tamaño de texto Aa Aa

El Consejo de Europa ha dado un espaldarazo a los manifestantes rumanos que desde hace dos años protestan contra la corrupción.

Afirma que las reformas emprendidas por el gobierno pueden "debilitar seriamente la eficacia de su sistema penal" para combatir "la corrupción, los delitos violentos y el crimen organizado".

El informe ha sido elaborado por la Comisión de Venecia, el órgano consultivo en materia constitucional del Consejo de Europa. Y su secretario ejecutivo, Thomas Markert, nos da un ejemplo concreto. "En lo que se refiere al abuso de poder, es punible solo si se utiliza para ganar dinero en beneficio propio o en el de la familia, pero no si son los amigos los que se benefician. Es decir, si beneficia a su esposa, puede ser castigado, pero no si beneficia a su amante".

El presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, ha defendido este martes su visión de Europa ante el Parlamento Europeo. Y más de un eurodiputado ha aprovechado la ocasión para pedirle que entre en vereda y evite así las sanciones que Bruselas amenaza con imponer.

"En 2019 habrá una lucha entre la democracia liberal y la tendencia en varios países, desafortunadamente y principalmente en los países de la Europa del Este, a seguir el camino de la autocracia no liberal", ha dicho el líder del grupo Liberal, Guy Verhofstadt. "Tal y como ya ocurrió en 1989, Rumanía va a desempeñar un papel muy importante para vencer esta batalla".

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha preferido por su parte tender una mano a Bucarest. Ha defendido su ingreso en el espacio sin fronteras de Schengen, pero eso sí, imponiendo condiciones. A través de un tuit ha dicho que para eso "se necesita un consenso nacional" en Rumania para "luchar contra la corrupción".

El presidente rumano ha reconocido que existen "controversias", pero ha prometido "proseguir una lucha sin cuartel, pero justa, contra la corrupción".

Bruselas espera que rectifique antes de que asuma la presidencia de turno de la Unión Europea el próximo mes de enero.