Última hora

Última hora

¿Cómo evitar que el océano "se trague" la costa de Portugal?

Leyendo ahora:

¿Cómo evitar que el océano "se trague" la costa de Portugal?

¿Cómo evitar que el océano "se trague" la costa de Portugal?
Tamaño de texto Aa Aa

Portugal es uno de los países europeos más afectados por la erosión de sus costas. En las zonas más afectadas, estas han retrocedido hasta cien metros.

La erosión es más intensa en el norte y el centro. En la ciudad de Esposende, a cuarenta kilómetros de Oporto, el mar ya acecha las casas. Aquí se recurre a troncos y rocas para intentar frenar las olas.

Los habitantes se quejan de algunas de las medidas tomadas por las autoridades.

Rui Lages, propietario de una de las viviendas afectadas:

"Desgraciadamente el mar se está comiendo la arena, pero han construido muros de contención al norte de aquí que han afectado a estas dunas".

El vicepresidente de la Agencia de Medioambiente portuguesa reconoce que los muros cuando protegen el norte pueden causar problemas de erosión en el sur. Pero mantiene que siempre se realiza un estudio de costes y beneficios antes de llevar a cabo cualquier intervención. Pimenta Machado asegura que el plan para las costa incluye prevención y medidas de recolocación en zonas de riesgo.

"Lo que hemos previsto en nuestro modelo es que el retroceso se intensificará ahora como efecto del cambio climático. La erosión costera se acelerará e intensificará en Portugal. Es algo que tenemos que manejar con mucho cuidado para mantener la línea costera".

El ministerio de medioambiente invertirá en el relleno artificial de las playas. Se colocarán 35 millones de metros cúbicos de arena en las zonas más vulnerables.

Este especialista de la Universidad de Oporto considera que la medida tenía que haberse tomado hace mucho tiempo...

Veloso Gomes, ingeniero y experto:

"En muchos casos las soluciones técnicas que ya han sido propuestas hace 40, 30, 20 o 10 años, sobre todo el relleno artificial de las playas, no se ha realizado o como mucho se ha aplicado en la zona sumergida, es decir, bajo el agua, algo que es muy ineficiente".

Filipa Soares, Euronews:

"Estos geocilindros son uno de los recursos que las autoridades portuguesas han empleado para intentar detener el mar y proteger las casas. Pero algunas no resisten la fuerza del océano Atlántico.