Última hora

Última hora

En Turquía, las víctimas de la guerra siria superan sus secuelas físicas y psicológicas

Leyendo ahora:

En Turquía, las víctimas de la guerra siria superan sus secuelas físicas y psicológicas

En Turquía, las víctimas de la guerra siria superan sus secuelas físicas y psicológicas
Tamaño de texto Aa Aa

Desde que empezó la guerra civil en Siria hace 7 años, se han contabilizado 6,6 millones de desplazados internos y 5,6 millones de refugiados en la región. 3 millones y medio de sirios llegaron a Turquía, el país que acoge al mayor número de refugiados en el mundo: cerca de 4 millones.

El muro que separa Siria de Turquía domina la ciudad de Reyhanli. Un bloque de hormigón que recuerda la guerra siria que se libra al otro lado. Un emblema de las dificultades de un país fronterizo que tiene que hace frente a las necesidades humanitarias de los refugiados y a los intereses diplomáticos por estar a las puertas de una lucha de poder internacional.

Reyhanli acoge a una gran comunidad de refugiados sirios. Hussam dirige un centro de acogida para compatriotas heridos. Él mismo llegó aquí hace 3 años con una amputación bilateral.

Hussam Zinno, refugiado sirio:

"Estábamos manifestándonos contra el régimen. Era viernes. Estaba con mis amigos. Nos bombardearon con un tanque...o con un arma de precisión. Mis piernas desaparecieron de inmediato..."

6 años después del bombardeo, Hussam ha vuelto a conducir tras una notable recuperación. Primero creó sus propias prótesis en Damasco. Luego vino a Turquía para que le instalaran unas adecuadas en el centro gestionado por el Proyecto Nacional Sirio de Prótesis de Extremidades.

Hussam Zinno, refugiado sirio:

"Empecé la rehabilitación hace dos años. Al principio fue muy difícil pero poco a poco se fue haciendo más llevadero. Sentí que tenía que caminar como la gente normal, y lo conseguí. Finalmente fue fácil."

...

Desde 2017, esta clínica ha sido financiada por el departamento de ayuda humanitaria de la Unión Europea en colaboración con Relief International. Su objetivo esmejorar el acceso de los refugiados afectados por el conflicto sirio a servicios de salud especializados. El centro fue inaugurado hace cinco años por médicos de la diáspora siria y hoy en día sigue siendo gestionado por sirios.

Raed Almasr, director del Proyecto Nacional Sirio de Prótesis de Extremidades:

"Los que comenzaron el proyecto venían de universos diferentes. Por ejemplo, yo soy profesor de matemáticas. Doce personas tuvieron la suerte de seguir una formación en Ankara durante tres años. Se convirtieron en especialistas de las prótesis de extremidades. Hasta ahora hemos creado 6.500 tipos de prótesis."

Las necesidades son muchas. Sin embargo, no existen cifras concretas, explica la Directora de Relief Internacional.

Andrea Patterson, de Relief International:

"No conocemos el peso real de la rehabilitación física en esta población aquí en Turquía. Hubo un estudio de los refugiados en Jordania y el Líbano que mostraba que en el 60% de los hogares encuestados había al menos una persona con discapacidad física. Así que si extrapolamos estos datos a los 3,5 millones de personas que hay en Turquía podemos ver que las necesidades son enormes, aunque a menudo no se vean."

Casi la mitad de los refugiados sirios que se instalaron en Turquía viven hoy en las provincias del sudeste, fronterizas con Siria. En Hatay, donde se sitúa Reyhanli, el 27% de la población es siria, en comparación con el 4% de la media nacional.

Viajamos a Antioquía para entender cómo coopera la Unión Europea con los gobiernos locales para atender a los refugiados.

Mathias Eick, de la Oficina de Ayuda humanitaria de la Unión Europea:

"El sistema de salud en Turquía ofrece asistencia médica básica a los refugiados, pero obviamente esas personas presentan traumas físicos y psicológicos. Así que es ahí donde la Unión Europea puede destinar sus fondos y donde los expertos intentan ayudar a los refugiados con esas necesidades sanitarias específicas."

"Algunos de los centros que creamos anteriormente han encontrado alternativas de financiación mediante donaciones privadas. Pero esperamos que algún día este tipo de centros especializados también puedan ser integrados en el sistema sanitario turco ya que estos cuidados pueden durar incluso años."

La guerra siria ha marcado a toda una generación con traumas y discapacidad. La salud mental, la rehabilitación física y las prótesis, que requieren cuidados costosos y a largo plazo, están dando a miles de refugiados la oportunidad de un nuevo comienzo. Pero muchos de ellos aún se encuentran a la espera.